CERRAR
MENÚ
Diariomotor EléctricosLogo Diariomotor Eléctricos

3 MIN

Algo tan vintage como un carrete de fotos es la clave para fabricar la batería de tu próximo coche eléctrico

Elena Sanz Bartolomé | 3 Ago 2022
Kodak Carrete Bateria Coches Electricos  01
Kodak Carrete Bateria Coches Electricos  01

Hubo un tiempo en el que el carrete no era el sitio en el que tu teléfono móvil guarda las fotos que haces con él: era físico, estaba limitado a un número concreto de instantáneas, había que revelarlo y, hasta ese momento, no sabías cómo había salido esa captura de imagen. A muchos este proceso no les suena y para otros es un bonito recuerdo de nuestro pasado: algo vintage que puede ser clave para desarrollar baterías más seguras, más sostenibles y con más autonomía para tu próximo coche eléctrico.

A los que sí recordamos cómo era hacer fotos con el carrete que comprábamos en la tienda de fotografía del barrio os sonará la marca Kodak. La misma que acaba de llevar a cabo toda una inversión en Wildcat Discovery Technologies para ayudarles a fabricar su batería ‘Super Cell’ utilizando la tecnología de recubrimiento que emplean para sus productos.

Baterías de estado sólido

Pongamos, antes, algo de contexto. Las actuales baterías de iones de litio no son perfectas. Los fallos registrados hasta el momento han llevado a algunas compañías a buscar una alternativa para sustituir el electrolito líquido que emplean. Razón por la que se está apostando por las baterías de estado sólido.

Wildcat Discovery Technologies ha creado una batería que dejaría a un lado estos problemas y para producirla contará con la ayuda de Kodak. La multinacional estadounidense estaba interesada en la industria de los coches eléctricos y para entrar en ella tenía dos opciones: desarrollar su propio software para crear un vehículo o fabricar la batería que estos modelos necesitan.

Tres problemas resueltos

Como habréis adivinado, Kodak se decantó por la segunda y ha decidido invertir 90 millones de dólares en una empresa que ya está desarrollando la próxima generación de baterías de estado sólido: un proceso en el que emplearán parte de la tecnología de recubrimiento en la que Kodak ha sido pionera y que todavía usa en la producción de su equipamiento fotográfico. Sí, aunque no lo creáis todavía hay gente que usa cámaras con carretes físicos.

¿Por qué Wildcat Discovery Technologies y por qué su batería bautizada como Super Cell? Porque resuelve tres de los principales problemas de las baterías de iones de litio. En primer lugar descarta el uso del electrolito líquido, que puede sufrir fugas y provocar un cortocircuito que desemboque en un incendio. El uso de electrolito sólido elimina, prácticamente, este riesgo y consigue que sean mucho más seguras.

En segundo lugar, Super Cell no acusará la escasez de minerales porque elimina completamente el níquel en el cátodo: hablamos de un mineral que es más difícil conseguir que el litio. No en vano, este último es más abundante y, además, se puede recuperar de las baterías usadas. Por otro lado, prescinde también del cobalto: un material cuya industria está asociada a serios problemas éticos.

En tercer lugar, Wildcat afirma que su batería tiene una densidad de energía muy alta: “Es un 90% mejor que las opciones que hay en el mercado actual”. Aseguran, al mismo tiempo, que “con el mismo peso, tendrá un mayor rango de autonomía”. Una conjunción de cualidades que la convertirían en una batería mejor, pero también más segura y más estable.

Eso sí, por ahora, sólo existen versiones de preproducción de la batería Super Cell. Aunque los compañeros de Motortrend aseguran que el objetivo es comenzar a comercializarla dentro de un par de años ofreciendo distintas versiones para adaptarlas a diferentes modelos eléctricos.