CERRAR
MENÚ
Diariomotor EléctricosLogo Diariomotor Eléctricos
Movilidad

3 MIN

Por qué deberías llevar casco si usas patinete… aunque todavía no sea obligatorio

Elena Sanz Bartolomé | 19 Ago 2021
Casco Patinete
Casco Patinete

Dentro de un par de semanas cambiaremos la hoja del calendario, llegará septiembre y con el noveno mes del año regresará la actividad parlamentaria. No trata este contenido de hablar de política, sino de recordar que entre las tareas del Congreso figura dar luz verde a la reforma de la Ley sobre Tráfico y Seguridad Vial. Con ella, el casco será obligatorio cuando usemos vehículos de movilidad personal (VMP) y hasta entonces te damos razones para que lo uses cuando te subas a tu patinete.

En noviembre de 2020, el Reglamento General de Circulación dio la bienvenida a un conjunto de normas específicas para este tipo de vehículos. Su proliferación hacía necesaria una regulación que estableció por dónde podían circular (y por dónde no), límites de velocidad, un certificado… pero nada había sobre el uso obligatorio del casco. Este precepto llegará gracias a las enmiendas que ha recibido la reforma de la Ley sobre Tráfico.

Un retoque que tiene como protagonista el Artículo 47 titulado ‘Cinturón, casco y restantes elementos de seguridad’. Al texto se ha añadido la siguiente especificación en lo relacionado a los patinetes eléctricos: “El conductor de un vehículo de movilidad personal estará obligado a utilizar casco de protección en los términos que reglamentariamente se determinen”. Por ahora no se han concretado esas especificaciones, pero su uso será imperativo.

Un 31,6% más de accidentes

Y, sin embargo, hasta que el casco sea obligatorio para los usuarios de patinetes eléctricos hay una serie de razones que explican por qué los conductores de estos vehículos deberían protegerse con este equipamiento. Todo parte de una premisa: su seguridad vial. Los números son fríos, pero concluyentes a la hora de dar motivos.

CESVIMAP y la Fundación Mapfre llevaron a cabo un estudio en el que una de las principales conclusiones es que a 25 km/h un accidente en patinete puede tener un trágico resultado: sí, esa es la velocidad máxima establecida por la ley para los VMP. A esto tenemos que añadir otra preocupante cifra: en España los accidentes de este tipo de vehículos crecieron 31,6% en el último año pasando de 76 en 2019 a 100 en 2020.

Traumatismos craneoencefálicos

En ese centenar de siniestros, 109 ciudadanos resultaron heridos (tanto leves como graves) y seis personas perdieron la vida. La mayor parte de estos incidentes (98%) tienen lugar en las ciudades y, más concretamente, en los carriles para vehículos (66%). La tipología los divide en tres: colisiones (60%), atropellos (20%) y caídas (19%).

En el primer caso, el de las colisiones laterales y frontales, las lesiones más habituales y graves son los traumatismos craneoencefálicos seguidos por los latigazos cervicales tras el choque. En el segundo caso, el de los atropellos, el riesgo reside en el impacto del conductor con el peatón: un tercio de los afectados por este tipo de accidentes sufre traumatismos craneoencefálicos que les lleva a ser ingresados en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI).

Tanto las cifras del balance como las consecuencias de los accidentes con un patinete eléctrico dejan patente la necesaria obligatoriedad del uso del casco cuando se circula en estos vehículos de movilidad personal... aunque la ley todavía no lo haya establecido.