CERRAR
MENÚ
Diariomotor EléctricosLogo Diariomotor Eléctricos

2 MIN

Aceite, el truco de Porsche para convertir el hidrógeno en el sustituto de la gasolina y el diésel

Elena Sanz Bartolomé | 27 Ene 2022
Porsche  01
Porsche  01

¿Tendrán hueco la gasolina y el diésel en el futuro de la industria del motor? Las apuestas no se decantan por una respuesta definitiva y hay quien ya está trabajando en los combustibles que estarían llamados a sustituir a los tradicionales: el hidrógeno verde es uno de ellos, pero su almacenamiento y transporte es un problema por resolver… o no. Hydrogenious LOHC Technologies GmbH, una empresa avalada por Porsche, ha dado con la solución: así es el truco del aceite.

Sustituir la gasolina y el diésel por hidrógeno sería un movimiento perfecto para la transición energética que están viviendo los coches porque emplea energías renovables (eólica o solar) para su generación por electrólisis y este proceso no emite gases de efecto invernadero. Sin embargo aún hay que encontrar la manera de conseguir cantidades suficientes de hidrógeno verde de forma económicamente viable, de almacenarlo o de transportarlo.

Mover hidrógeno verde es complicado porque es un gas altamente volátil: una característica que convierte al aceite en una solución ideal porque es estable, seguro, puede manipularse y almacenarse en condiciones ambientales, no es explosivo ni volátil y tampoco emite vapores corrosivos tóxicos. No hablamos de un aceite al uso, sino de aceite de benziltolueno: un compuesto orgánico que puede absorber y liberar hidrógeno en reacciones químicas.

Hidrógeno, aceite y Porsche

Este es el punto de partida Hydrogenious LOHC Technologies GmbH, una compañía fundada por el ingeniero químico Daniel Teichmann. Han ideado un sistema que les ha llevado a ser galardonados en los Premios Empresariales Alemanes (Deutscher Gründerpreis) y gracias a ello han recibido la ayuda de la consultoría de gestión Porsche Consulting.

Su método consiste en unir el hidrógeno verde a un aceite para almacenarlo y transportarlo en condiciones ambientales: después se libera y el aceite se reutiliza para la siguiente carga. Este sistema permite transportar cinco veces más hidrógeno que con los procesos de compresión. Además, se puede aprovechar la infraestructura de los combustibles convencionales: depósitos del carburante, surtidores y camiones cisterna.

Hydrogenious LOHC Technologies y Porsche creen que la industria del motor puede beneficiarse de los sistemas de propulsión con hidrógeno aplicando esta solución. Un método que permite crear una infraestructura segura para instalaciones como las estaciones de servicio y que se podría aplicar al transporte por mar: no en vano, el primer carguero equipado con esta tecnología podría zarpar en 2024.