ESPACIOS
ENERGÍA Y SOSTENIBILIDAD
Cerrar CERRAR

Así es el barco velero de Michelin que cuenta con una vela de 800 metros cuadrados

Michelin ha desarrollado una iniciativa llamada Wing Sail Mobility (WISAMO), con la cual pretende reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en el transporte marítimo. Esta tecnología utiliza una vela para propulsar buques mercantes aprovechando la fuerza del viento. La vela, cuya superficie desplegada es de 800 metros cuadrados, se está desarrollando y probando en las instalaciones de Michelin en Vannes.

Michelin va por la descarbonización del sector marítimo

Para descarbonizar el transporte marítimo, WISAMO, de Michelin, planea hacerlo mediante una innovadora solución de propulsión eólica. La tecnología está diseñada para reducir el consumo de combustible y las emisiones de gases de efecto invernadero de los buques mercantes.

La tecnología consiste en el uso de una gran vela hinchable, impulsada por el viento para crear empuje y propulsar los buques. La vela puede utilizarse como modo de propulsión principal o como híbrido. De esta manera, la tecnología desarrollada por Michelin consta de tres elementos clave: Un mástil telescópico, una vela hinchable de tejido ligero y resistente, y un sistema de control automatizado.

La vela puede alcanzar una superficie de hasta 800 metros cuadrados y utilizarse en una a seis alas, según el tamaño del buque. El mástil es totalmente retráctil y puede ajustarse para adaptarse a diversas condiciones meteorológicas. En cuanto al mástil, su altura máxima es de 60 metros, y el control automatizado del sistema garantiza la seguridad y la optimización del rendimiento.

Tecnología de punta y adaptable

WISAMO de Michelin cuenta con una tecnología de propulsión eólica adaptable a todo tipo de buques mercantes, como ro-ro, graneleros, portacontenedores y más. El sistema es totalmente autónomo y requiere una formación mínima de la tripulación, lo que facilita su uso. Además, puede instalarse posteriormente en los buques o incorporarse al diseño de buques de nueva construcción.

El mástil telescópico del sistema se adapta a las limitaciones del puerto, lo que le confiere robustez, y el inflado a baja presión mediante ventiladores protege los componentes de un desgaste prematuro. Los ventiladores también garantizan que la vela pueda cumplir su función incluso en caso de pinchazo o desgarro, al mantener su forma a baja presión. WISAMO también es rentable, con una reducción estimada del consumo de combustible de hasta el 20% en función del diseño de la embarcación, la velocidad y la ruta elegida. Cumple los requisitos CII y EEXI de la OMI y ofrece un óptimo retorno de la inversión gracias al ahorro conseguido.

Michelin ha estado trabajando en su tecnología de propulsión eólica desde hace tres años, y finalmente están viendo los frutos. Todo comenzó en Suiza y de ahí se han pasado por distintas fases de desarrollo. El equipo técnico se trasladará a Vannes a finales de 2023 para ensamblar el prototipo de vela de 800 metros cuadrados a escala 1/1 e iniciar la industrialización a gran escala a principios del próximo año. La siguiente fase de pruebas en tierra comenzará en 2025, y la primera entrega en serie está prevista para 2026.

Más información: energynews.es

Cargando...