ESPACIOS
Cerrar CERRAR

Proyectos de energía renovable que se vienen abajo por unos pocos pájaros (como debe ser)

Algunas veces la implantación de energías renovables puede oponerse contra la conservación de especies tanto animales como vegetales. Por eso, cuando una especie corre peligro de extinción, es bueno evitar alterar su ecosistema para evitar que finalmente se extinga. Eso mismo es lo que sucede con el correlimos o playero de cola afilada.

Una especie que ha evitado la implantación de una terminal eólica

El correlimos de cola afilada es un ave que visita la bahía de Western Port, en Australia. En estos humedales el gobierno de Victoria quería implantar una terminal de la industria eólica marina, pero como el correlimos es un ave en peligro de extinción, este proyecto ha tenido que dar un paso atrás.

En el proyecto se habrían dragado, es decir, se habría ahondado y limpiado los humedales a partir de la remoción de rocas y sedimentos, de nada más y nada menos que 92 hectáreas. Por eso mismo la ministra de Medio Ambiente consideraba que no debía hacerse ya que el plan era «claramente inaceptable», según dijo. 

No es el único proyecto que no verá la luz

Los humedales del puerto de Toondah, en Brisbane, Australia, también son lugares visitados por el correlimos Terek. Aquí se quiere construir un puerto deportivo y un complejo de restaurantes que seguramente causen daño y contaminen los humedales del puerto de Toondah.

Aún no se ha tomado una decisión al respecto, pero teniendo en cuenta el caso anterior, lo más probable es que este proyecto tampoco se lleve a cabo ya que pondría en peligro al correlimos. La ministra aún no se ha pronunciado, pero a finales de este año tendrá que tomar la decisión.

Y es que, aunque las energías renovables son importantes en la transición energética, también es importante conservar la biodiversidad. No podemos implantar energías limpias para no contaminar cuando en el proceso de implantación estamos dañando especies y ecosistemas.

Hay que aumentar las energías renovables con cabeza

Vemos que realmente funcionan las energías renovables a la hora de dejar de depender de los combustibles fósiles y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, es por eso que se ha experimentado un auge de parque solares y eólicos. Estos parques al final tendrán un impacto en el medio ambiente sí o sí, es algo que no podremos evitar. 

Aún así, antes de realizar cualquier proyecto es bueno analizar primero la zona y ver si hay especies en peligro de extinción en ella que haya que conservar. Estas áreas con altos niveles de conservación deben estar fuera de todo tipo de proyectos, incluidos los de energía renovable. Así evitaremos la pérdidas de especies.

Es más, se pueden buscar zonas en las que implantar parques solares o eólicos no suponga un problema para las especies, sino que ayude a que proliferen, como vimos en el artículo de las placas solares y los polinizarodes.

Que es agrovoltaica 3

Otros parque solares se han implementado en zonas donde se llevan a cabo actividades ganadera o agrarias, y no interfieren lo uno con lo otro. Por lo que, no necesariamente se daña el medio ambiente al instalar parques renovables, solo se necesita estudiar bien la zona.

Foto de Nuria Aguilar

Nuria Aguilar

Especialista creativa. Convierte conocimientos profundos y conceptos complejos en explicaciones fáciles de entender para cualquiera. Hay quien asegura haberla avistado en un coche en alguna ocasión, pero las pruebas no acaban siendo concluyentes.

Cargando...