CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor

7 MIN

¿Cómo hacer una llamada eficaz a emergencias en caso de accidente?

José Luis Gómez | @jlgomez1995 | 19 Sept 2020
Volvo V50
Volvo V50

Contenido

Cualquier conductor o acompañante que viaje en coche puede verse envuelto en un accidente de tráfico, es una posibilidad que está ahí, o como dicen en mi pueblo: "donde está el cuerpo, está el peligro". Así pues, dependiendo de la gravedad del mismo será necesaria la intervención de la asistencia en carretera, la Guardia Civil o incluso los servicios sanitarios. Son situaciones en las que por lo nervios del momento no es fácil mantener la calma y actuar de la forma más eficaz posible, lo que también incluye el trámite de llamar a emergencias (112). Así, desde la cuenta oficial de Twitter de la Guardia Civil nos compartieron un consejo muy eficaz: "si necesitas llamar a un número de emergencias recuerda que siempre debes empezar dando tu ubicación por si se corta la llamada". Aprovechando esta iniciativa de la Benemérita te contamos cómo debes actuar en caso de accidente y cómo debes realizar esa llamada a emergencias.

La importancia de realizar una llamada a emergencias

El 112 es el número de emergencias único europeo, al cual debemos de llamar ante cualquier tipo de emergencia, ya sea de índole sanitaria, un accidente, robo... Además, a este número podemos llamar usando cualquier tipo de teléfono, esté o no bloqueado, tenga o no tenga saldo, y hasta incluso usando la red de cobertura de cualquier operador. Así, en el momento de llamar es muy importante mantener la calma en la medida de lo posible, informando al teleoperador de forma clara y concisa, ya que cuanto menos se dilate la llamada y más exactos sean los datos proporcionados, antes llegará la ayuda. Asimismo, si al llamar no responden al teléfono de inmediato, ten un poco de paciencia, ya que normalmente el tiempo de espera para un primer contacto es casi nulo, y si cuelgas para volver a llamar, el proceso empezará de nuevo, perdiendo esos valiosos minutos.

Así pues, una vez comiences a hablar con el teleoperador, para que la llamada resulte lo más eficaz posible debes seguir los siguientes pasos en orden:

1. Informar del lugar exacto: es lo primero que debes hacer, sin más dilaciones, ya que en caso de perder la comunicación podrán enviar ayuda al lugar del suceso. Así, lo ideal es que facilites la dirección completa de donde te encuentres, y si no la sabes, que por otro lado es lo más habitual, puedes consultarla en Google Maps en tu smartphone, o incluso ir paso más allá y dar las coordenadas en forma de longitud y latitud, que es la manera más inequívoca de referirse a cualquier punto. Así, si por cualquier motivo no tienes acceso a esa información, intenta ver el rótulo de cualquier comercio, área de descanso, o simplemente explicar de la forma más clara y precisa donde te encuentras partiendo de una referencia conocida.

2. ¿Qué ha ocurrido?: lo segundo es explicar qué ha ocurrido, cómo ha sido el accidente, pero sin entrar en detalles innecesarios. La finalidad de esta información es que el teleoperador valore qué tipo de asistencia es necesaria (sanitaria, policial o de bomberos), así como empezar a valorar la gravedad de la situación.

3. Víctimas: a continuación indica cuántas víctimas hay y el estado en el que se encuentran, si están conscientes, pueden respirar, presentan algún tipo de hemorragia... esto servirá para terminar de valorar la gravedad de dicha situación y cómo se ha de actuar sanitariamente.

4. Nombre de quién ha llamado y número de teléfono: por si es necesario que el servicio de emergencias vuelva a contactar, debes de facilitar tu nombre y, sobre todo, un número de teléfono.

5. No cuelgues hasta que el teleoperador del 112 te lo indique, ya que puede darte más instrucciones, aclarar cualquier tipo de duda o pasarte con un segundo departamento para llevar a cabo un correcto triaje de la situación.

6. Mantén la línea libre del teléfono que has facilitado como contacto por si vuelven a llamar desde los servicios de emergencia, y sobre todo, sigue al pie de la letra las indicaciones que has recibido.

P.A.S.: proteger, avisar y socorrer

Ya sabes cómo debes hacer esa llamada eficaz a emergencias para que la ayuda llegue lo antes posible y sea lo más adecuada a la situación/accidente en el que estás envuelto o has presenciado, pero ¿cómo has de actuar en líneas generales? Pues bien, si recuerdas aquellas clases de la autoescuela, debes aplicar la regla P.A.S., que consiste en tres sencillos pasos: proteger, avisar y socorrer.

1. Proteger: por proteger se entiende asegurar y señalizar la zona con el objetivo evitar que se produzca un segundo accidente. Para ello, ponte el chaleco reflectante y coloca los triángulos de preseñalización para advertir a los demás conductores que se acercen. Recuerda que en vías de doble sentido se deben situar a 50 metros en ambos sentidos, siendo sólo necesario el trasero en las de un único sentido. A continuación, se debe colocar una persona a cierta distancia del lugar del accidente oscilando el brazo de arriba a abajo para avisar a los demás conductores de que aminoren la velocidad, utilizando una linterna (la del móvil incluso) si ha ocurrido de noche.

2. Avisar: básicamente consiste en llamar al 112 siguiendo los seis pasos enumerados en el punto anterior, y aunque en teoría es lo segundo que se debe hacer, en la práctica es perfectamente posible llamar a emergencias a la vez que se está asegurando la zona, y así ahorrar tiempo, aunque siempre con la máxima precaución de no distraerse y ser atropellado por otro conductor.

3. Socorrer: debemos de auxiliar a las víctimas del accidente, con celeridad, pero siempre de forma tranquila y sin precipitarnos. Además, cualquier tipo de maniobra que vayas a realizar asegúrate que de verdad sabes hacerla, como como ejemplo un torniquete en caso de amputación de un miembro o un R.C.P., ya que de lo contrario agravarás las lesiones aún más. No obstante, lo que sí puedes hacer es tranquilizar a las víctimas que estén conscientes, y bajo ningún concepto le des bebida, comida o medicamentos, ni tampoco muevas a los heridos salvo en caso de necesidad extrema, y si fuese necesario, hacerlo con la ayuda de otra persona sin mover el cuello y evitando movimientos bruscos, trasladando al herido siempre en bloque.

Además, si el herido es un motorista no le retires el casco, salvo que sea preciso para asistir su respiración En ese caso, debe hacerse también entre dos personas, colocando la cabeza en unas posición neutral, con una mano en la mandíbula y otra en la región cérvico-occipital.

Por último, no debemos perder de vista el hecho de que estamos obligados a auxiliar o solicitar auxilio en un accidente y atender a las víctimas, ya que la omisión de socorro está castigada por el Código Penal. Igualmente, en caso de que ya esté la ayuda organizada, debemos evitar frenar para "curiosear", ya que de lo contrario estaríamos favoreciendo que se cree una retención y hasta incluso que se produzca un nuevo accidente motivado por distracciones o por un alcance trasero.

Más guías sobre qué hacer en Diariomotor:

- Accidente con animales: qué hacer y cómo actuar
- Qué debes hacer en caso de sufrir un accidente de tráfico en tu coche
- He perdido las llaves de mi coche, ¿qué hago?
- Mi coche no arranca, ¿cambio la batería o puedo recargarla y seguir con ella?
- Mi coche no arranca: ¿qué avería puede tener?
- ¿Qué ocurre si tienes un accidente y tu coche no tiene ITV?
- ¿Qué hago si mi coche comienza a arder?
- Repostar gasolina en un coche diésel por error: qué sucede y cómo solucionarlo