CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor

8 MIN

Daños en tu coche a causa del mal estado de la vía: cómo reclamar a la administración competente

Sergio Álvarez | @sergioalvarez88 | 25 Abr 2021
Como Reclamar Danos Coche Mal Estado Via
Como Reclamar Danos Coche Mal Estado Via

Pasos para reclamar los daños

El déficit en mantenimiento de nuestra infraestructura viaria es ya preocupante. Los estudios llevados a cabo por la Asociación Española de la Carretera demuestran que el estado general de nuestras carreteras es deficiente, ya sea por el estado del firme, señalización o iluminación. El mal estado del firme es el más preocupante para los conductores: además de un verdadero peligro para la seguridad vial, desgasta de forma acelerada nuestro vehículo y puede provocar averías graves en nuestro tren de rodaje. Si ese bache tan profundo o ese socavón no señalizado han provocado una avería en tu coche, ¿puedes reclamar a la administración responsable de su mantenimiento la reparación de tu coche?

¿Puedo reclamar los daños provocados por el estado de la vía en mi coche?

La respuesta es que sí, puedes reclamar ante la autoridad responsable de su mantenimiento, que estará obligada a reparar los daños de tu vehículo. Dicho esto, la triste realidad es que el proceso de reclamación es lento, tedioso y muy burocrático. Para más inri, una reclamación excelente tanto en formas como en fondo no tiene garantías reales de ser exitosa, pues su resolución final depende del "ánimo" del organismo competente, como múltiples testimonios recogidos en este valiosísimo hilo de Forocoches parecen confirmar. Dicho esto, no debemos perder la esperanza: que costeen la reparación de nuestro coche es posible.

La Constitución Española lo explicita en su Artículo 106:

“Los particulares tendrán derecho a ser indemnizados por toda lesión que sufran en cualquier de sus bienes o derechos, salvo los de fuerza mayor, siempre que la lesión sea consecuencia de los servicios públicos”.

Carretera en mal estado.

Paso 1: evaluar los daños y llamar a la Guardia Civil o Policía Local para que levanten atestado

Imagina la situación. Vas conduciendo por un polígono industrial en tu ciudad y pisas un enorme socavón. No hay señales que adviertan de su presencia, y la iluminación de la zona es precaria. Tras el enorme impacto, descubres que a tu neumático le ha salido un "huevo", o en un caso aún más extremo, has llegado a desllantar. Antes de nada, saca tu teléfono móvil, y haz fotos de los desperfectos y del bache en cuestión. A continuación, deberás acudir a la Policía Local y solicitar el levantamiento de un atestado. Si tu coche aún puede circular, tú mismo puedes acudir al cuartel más cercano a informar de lo ocurrido.

No sufras los daños de tu coche en silencio. Acude a las autoridades y reclama por los daños provocados por el mal funcionamiento de un servicio público, pagado con tus impuestos.
Levantamiento de atestado por daños causados por una vía en mal estado.

Si tu coche ha sufrido daños graves, llama al 112: la policía local acudirá - o la Guardia Civil, Mossos o Ertaintza, según circunscripción - evaluará la situación y también hará fotos de los desperfectos ocasionados por el mal estado de la calzada. Si tú mismo has acudido a la policía a denunciar el accidente, tendrás que acompañarles al lugar de los hechos. Cerciórate de que evalúan correctamente los daños del coche y el estado de la vía. Estas pruebas y la palabra de la autoridad - con presunción de veracidad - son vitales para llevar a buen puerto la reclamación administrativa, fundamentada en el mal funcionamiento de un servicio público.

Paso 2: interponer una denuncia (técnicamente, reclamación administrativa)

Tras el levantamiento del atestado por parte de la policía o Guardia Civil, debes interponer una reclamación administrativa contra la autoridad responsable del mantenimiento de la vía. En la elaboración de esta denuncia te podrá ayudar la policía o la Guardia Civil, que incluirán en ella tus datos, tu versión de los hechos y un informe de lo ocurrido (el atestado previamente levantado). Es importante en este punto señalar que la reclamación debe ir dirigida al titular o administración responsable de la vía. Puede ser un ayuntamiento, la Comunidad Autónoma, el Estado o una empresa concesionaria - responsable del mantenimiento de la vía en el caso de carreteras de peaje.

Algunos seguros también disponen de servicios jurídicos gratuitos que te ayudarán e informarán durante todo el proceso. Igualmente, conviene conocerlo adecuadamente.

Paso 3: repara los daños (de tu bolsillo)

Acude a un taller de confianza o al servicio oficial de tu coche, y solicita la reparación de los daños causados por el incidente. Cerciórate de que son sólo los daños provocados por el socavón - el socavón es un ejemplo, pero también puede ser una luna rota por proyección de gravilla (falta de limpieza de la vía) - y págalo de tu bolsillo. No olvides solicitar la factura. Unas fotos de las piezas sustituidas y de las piezas dañadas, así como un pequeño escrito/informe por parte del taller tampoco sobran en este punto. Queremos recopilar mucha información y pruebas para el paso siguiente, el más importante de todo el proceso.

Reparación de daños en la suspensión del coche.

Paso 4: enviar un escrito a la administración responsable

La denuncia interpuesta en el punto 2 no es suficiente. Para cerciorarte de que la administración conoce tu caso, debes remitirles un escrito en el que de nuevo, deberás relatar todo lo ocurrido. Este escrito debe ser lo más exhaustivo y concienzudo posible, con todos los detalles de lo ocurrido. Adjunta fotografías de la vía y de los daños, tus datos, copia de tu DNI, copia del atestado, copia de la denuncia, tu versión de los hechos, el "informe" del taller o informe pericial, así como imágenes de las piezas que has reemplazado y por supuesto, la factura de las reparaciones.

Enviar este escrito evitará el silencio administrativo. Es en este punto donde muchas administraciones se escudan para no darnos respuesta. Es un punto vital de este proceso.
Envío de escrito a la administración por daños en el coche.

Si encuentras jurisprudencia, noticias en la prensa o posees testimonios de otros afectados, inclúyelos. Cuanta más información, mejor. Si los daños provocados son graves, e incluso son personales, no te cortes en solicitar la ayuda de un abogado. Insiste en que el socavón fue imposible de evitar, y las condiciones en las que el accidente ocurrió. Por ejemplo, una mala iluminación de la zona, una señalización deficiente o la presencia del socavón en una curva sin visibilidad jugarán a tu favor. Es habitual que las administraciones paguen un porcentaje de la reparación, función de su "culpabilidad" con respecto a nuestras posibilidades de haber evitado el accidente.

A veces, las administraciones colocan una señal "provisional" de vía en obras para lavarse las manos. Poco se podría hacer en este caso.

Si es posible, entrega en persona una copia de este escrito y asegúrate de que todas las páginas son selladas ante ti. Si no es posible la entrega en mano, envíala por medios telemáticos o envíala por correo certificado con acuse de recibo.

Paso 5: esperar a la resolución oficial

Esta reclamación es un proceso muy burocrático, y como bien sabemos, "las cosas de palacio van despacio". Las administraciones disponen legalmente de un año para resolver este tipo de reclamaciones, y decidir si nos pagan la reparación. Si la reclamación es desestimada, siempre se puede solicitar la elevación a un organismo judicial superior, como un tribunal autonómico de justicia. En ese momento estaremos entrando en el farragoso mundo de la justicia, en el que será imprescindible la guía de un abogado y costear de nuestro bolsillo todo el proceso, con el agravante de que estaremos obligados a pagar las costas del juicio si no salimos ganando.

Neumático reemplazado tras haber sido dañado en un bache.

Con todo, hay luz al final del túnel. Los ayuntamientos y administraciones son perfectamente conscientes del mal estado de la red viaria, y ante un número significativo de reclamaciones, no les quedará otro remedio que tomar cartas en el asunto. Si es necesario, escribe a tu periódico local, vocifera en las redes sociales, abre una petición en change.org o "da la tabarra" en general, usando ese altavoz público que es internet. Pero no te quedes callado ante la injusticia.