CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor

4 MIN

Cómo conseguir un coche con entrega inmediata en plena crisis de los semiconductores

Sergio Álvarez | @sergioalvarez88 | 21 Sept 2021
Seat Leon Tgi Gnc 2021 0321 004
Seat Leon Tgi Gnc 2021 0321 004

La crisis de los semiconductores - causada por la escasez de suministro en el principal proveedor mundial, de origen taiwanés - ha puesto en jaque a la industria del automóvil mundial. Sus sistemas electrónicos, conectividad e infoentretenimiento dependen de estos escasos chips, y contra la industria del automóvil, compite la industria de la electrónica de consumo. En plata: la entrega de tu nuevo coche se puede retrasar más de seis meses, y en Diariomotor queremos darte cuatro formas de conseguir un coche con entrega inmediata.

1) Comprar coches en stock o de kilómetro cero

Una solución rápida si necesitas un coche nuevo y lo necesitas ya, es recurrir a un vehículo de stock. Afortunadamente, la pandemia ha provocado un exceso de oferta de vehículos nuevos, y ese exceso de oferta garantiza el stock de ciertos modelos durante algunos meses. Las lentas ventas han provocado un torrente de automatriculaciones, en coches fabricados antes de la crisis de los chips. Por tanto, podrías hacerte con un coche de stock, ya sea un kilómetro cero automatriculado, o un coche en stock, completamente nuevo y a matricular.

Los coches en stock suelen ser combinaciones populares de mecánica y equipamiento.

Ambos tipos de coches son coches básicamente nuevos, estribando la diferencia en que el kilómetro cero ya está matriculado - puede tener unos pocos kilómetros, pero nunca más de 1.000 km - y el coche de stock tendrá que ser matriculado. En un kilómetro cero puede haber algún descuento, más difícil o limitado en el coche de stock. El principal problema es que no podrás configurarlos ni elegir color: tendrás que elegir entre los disponibles en la red de concesionarios, sin posibilidad de personalizar su apariencia o equipamiento.

2) Recurrir al mercado de segunda mano

Hay cientos de miles de coches de segunda mano a la venta en estos momentos, y estamos seguros de que también hay un coche para ti. La tipología de coches de segunda mano es muy variada, pero como alternativa al coche nuevo, existen coches usados certificados, normalmente vendidos por programas de vehículos usados de las propias marcas, o también por plataformas online de calidad. Estos coches suelen tener garantía de al menos un año y aunque su precio es más elevado, suelen tener pocos kilómetros, registros de mantenimiento y pocos años.

La compra de un coche usado a un profesional será más cara, pero están obligados a ofrecer un año de garantía mecánica.

Por otra parte, existe la opción de comprar un coche de segunda mano a un particular, donde la elección ya dependerá del tipo de uso que vaya a recibir el coche, y lógicamente, tu presupuesto. Como reflexión interesante, si tenías un presupuesto limitado para un coche nuevo, por el mismo dinero puedes comprar un coche usado de una categoría muy superior, incluso con tecnologías comparables o superiores a las de un coche nuevo. Debes tener muy en cuenta, eso sí, su distintivo ambiental, su mantenimiento y su estado general.

3) Encarga un coche con una configuración popular

La propia marca será la que te pueda orientar con más precisión al respecto. Algunos tipos de coches ya cuentan actualmente, con independencia de la versión, con listas de espera de meses. Otras marcas han dejado de producir ciertas versiones o suprimido ciertos elementos de equipamiento poco demandados para garantizar el suministro de vehículos. Hay más posibilidades de que consigas tu coche si optas por versiones muy populares de tu coche nuevo.

La diferencia entre un coche a medida y un coche "corriente" pueden ser meses de espera.

Sin embargo, si haces un pedido a fábrica de una unidad con un equipamiento a medida, un color poco común y un motor poco demandado, la producción de esa unidad puede demorar meses. El motivo es que a la marca le es más sencillo producir las versiones y acabados más vendidos, en vez de dedicar sus escasos semiconductores a pequeñas tiradas o pedidos especiales a fábrica. En cualquier caso, que encargues una versión popular tampoco es a día de hoy, garantía de que conseguirás un coche a tiempo - la crisis cada vez es más profunda y grave.