Por qué las llantas más grandes en los coches no siempre son la mejor opción

No te estás volviendo loco. Si de un tiempo a esta tarde has comprobado con sorpresa que los coches emplean llantas cada vez más grandes, es porque efectivamente así está sucediendo. La razón por la cual se imponen cada vez más las llantas de gran diámetro, no es otra que la evolución de la estética de los coches modernos. Los SUV y crossover se han impuesto como los coches preferidos de los clientes y estos necesitan grandes llantas, y grandes neumáticos, que llenen sus amplios pasos de rueda, que se unen a unas suspensiones muy altas. Incluso los coches que no solemos encasillar como crossover, han asumido la estética de estos y se han visto condicionados hasta tal punto que en ellos una llanta pequeña desentona. Esta situación nos ha dejado casos incluso sorprendentes, como que el nuevo Renault Scénic equipe de serie llantas de 20 pulgadas. Pero hemos de deciros algo, las llantas más grandes en los coches, no siempre son las mejores.

 

Llantas grandes y bonitas, o coches con un buen rendimiento

La estética se impone como la única razón para equipar una llanta de gran diámetro. Y entendemos que muchas llantas grandes quedan muy bien, y especialmente en coches modernos que han sido diseñados para ello. Pero a nuestro juicio, y si queremos hacer una buena compra, una compra inteligente, lo ideal es buscar un equilibrio entre dinámica y estética. Entendemos que en algunos casos la llanta más pequeña, la que equipan las versiones más asequibles, pueden hacer que esos coches que aparecían espectaculares en la publicidad, queden un tanto deslucidos. Un buen consejo sería tener acceso a coches de exposición, ya sea en un concesionario, o en una feria del automóvil, para comprobar cómo quedan diferentes juegos de llantas, de diferente diseño, y diferentes diámetros, en el coche que te quieres comprar.

Y aunque en última instancia seamos libres de decidir qué llanta queremos en nuestro coche, en función de la importancia que damos a su estética, no hemos de olvidarnos de un punto importante, de cómo afectan unas llantas de mayor tamaño.

Los coches modernos han sido diseñados para equipar llantas cada vez más grandes, y la estética se impone sobre casi todo lo demás

 

Cómo afecta al rendimiento de los coches una llanta grande

 title=

Lo positivo es que, así como las llantas han aumentado su tamaño adaptándose al nuevo diseño de los coches modernos, estos, también se desarrollan pensando cada vez más en que el cliente equipará llantas de gran diámetro. Si un coche, con todo lo que conlleva para su puesta a punto, ha sido desarrollado pensando en llantas de ese tamaño, estas penalizarán menos su rendimiento. Pero una vez más las llantas de mayor tamaño siempre tendrán consecuencias.

La consecuencia más directa será la que apreciemos en el confort. También porque el hecho de emplear una llanta de mayor tamaño, en la mayoría de los casos, implica montar un neumático con un perfil más bajo. En muchos casos hemos conducido coches que con llantas de 17 pulgadas eran realmente cómodos, y con 18 o 19 pulgadas ya nos transmitían demasiado la vibración y el impacto contra baches, o juntas en el asfalto.

Este aspecto que en un turismo de carretera puede ser un pequeño handicap, se magnifica cuando el coche que escogemos es un SUV, y vamos a frecuentar pistas sin asfaltar. No solo vamos a notar más las incomodidades al pasar por encima de piedras, o adoquinado, sino que el riesgo de tocar con una piedra en un camino y dañar la llanta, o incluso desllantar, aumenta significativamente.

Los coches modernos han recibido una puesta a punto favorable a emplear llantas de mayor diámetro y neumáticos de perfil más bajo, aún así, la llanta más grande de la gama no siempre es la mejor, y de hecho no suele serlo

 

También afecta a las prestaciones de nuestros coches

 title=

Una llanta de mayor diámetro puede requerir un esfuerzo mayor para facilitar su movimiento, lo que en última instancia, hará que nuestro coche sea menos ágil en aceleraciones. Sinceramente he de deciros que ese efecto suele ser despreciable, especialmente en un momento en que la mayoría de los coches tienen potencia más que suficiente para ofrecer ciertas garantías, y cuentan con motores turboalimentados.

Pero lo que a menudo olvidamos es el hecho de que esa merma en las prestaciones se traduzca en un incremento del consumo, pequeño; un incremento de las emisiones de CO2; y en ciertos casos incluso tener que desembolsar una cantidad nada desdeñable en concepto de Impuesto de Matriculación. No es el caso más habitual, pero en ciertos modelos podemos encontrarnos con que con el mismo motor y transmisión, nos encontramos con una línea con una llanta pequeña exenta de pagar el mencionado impuesto, y con una línea con llantas más grandes que sí tiene que pagar Impuesto de Matriculación. Simplemente por haber superado el tramo de los 120 g/km de CO2 y estar gravado con un 4,75%.

En la siguiente tabla reflejamos un ejemplo, el del Audi Q2, que hemos descubierto configurando dos líneas en las que el cambio determinante es el de pasar de una llanta de 17 pulgadas a 19 pulgadas.

MotorTransmisiónVersiónLlantasEmisiones CO2Impuesto Matriculación
1.4 TFSI COD 150 CVS tronic / DelanteraAdvanced 17"119 g/km0
1.4 TFSI COD 150 CVS tronic / Delanterauntaggable edition19"125 g/km4,75%

 

Conclusión: ¿llantas grandes o pequeñas?

 title=

La conclusión a la que podemos llegar a la hora de elegir llantas para un coche es la siguiente. Primero, no debemos dejarnos llevar por la moda, o únicamente por la estética, y escoger la llanta de mayor tamaño sin pensar en las consecuencias. Segundo, las incomodidades que puede conllevar emplear una llanta de mayor diámetro, y neumático de perfil más bajo, van a depender mucho de la variación en el tamaño de la llanta, y el uso para el que vaya a estar enfocado nuestro coche.

Tercero, es importante comprobar que la elección de una línea con una llanta más grande no conlleva un coste demasiado alto, salvo que estemos dispuestos a pagarlo, si esa es nuestra prioridad.

Y por último, también aconsejaría simular la compra de juegos de neumáticos con las diferentes medidas y tamaños de llantas que están disponibles en el coche que vamos a adquirir. De esa forma nos ahorraremos sorpresas, como descubrir que el precio de los neumáticos de nuestro coche es muy elevado cuando vayamos a realizar el primer cambio de neumáticos.

Ver todos los comentarios 6
  • ch460

    Con las llantas está pasando lo mismo que con las dimensiones de los coches... una carrera sin sentido hacia el aumentar tamaño sólo por aumentar, y como casi nadie se para a pensar críticamente si estamos cambiando a mejor o a peor... pues en muchos casos estamos yendo A PEOR. Ni los coches de segmento medio deberían superar los 4,60m ni las llantas deberían suponer un perfil de neumático inferior a 45mm (55mm en SUV). Pero ya sabemos que el ser humano es como es... y lo de "ande o no ande, caballo grande" sigue estando demasiado presente en las mentes de muchos.

    • smokey

      En lo del tamaño del vehículo estoy muy de acuerdo. Esta bien que haya coches grandes pero en los últimos años muchos modelos compactos o de segmento medio no dejan de crecer. Eso es claramente un problema, puesto que si bien las plazas de parking en la calle o en un garaje privado pueden aumentar su tamaño, la enorme mayoría de los parkings de ciudades no crecen por arte de magia. Yo no quiero pasar de 4,7m en ninguno de mis coches. Ya he conducido el de mi padre de 5,15 y tela para encontrar parking...Súmalo a la paranoia de que cuidado como lo dejas que "te lo van a golpear".

  • Félix

    Espectacular reflexión, es necesario un poco de cordura, totalmente de acuerdo

  • Rog MC

    Por supuesto es lógica pura.
    Pero me gustaría romper una lanza en favor de la estética: muchas personas la consideran fundamental. Es más, para mí es uno de los factores decisivos a la hora de comprar un coche. Si no me gusta, lo descarto.

    En un coche de prestaciones deportivas, unas llantas más grandes pueden beneficiar (equipo de frenos, tamaño de neumático, en ancho, etc).

    En el caso de utilitarios, es cierto que conviene no pasarse. Pero tampoco me opongo a llantas grandes y bonitas en general ;)

  • Oscar Biderbost

    Buenos días, no estoy totalmente de acuerdo, más allá de la estética, el tema pasa por la seguridad, ya que por dar sólo un ejemplo y no hacerla larga, no es lo mismo agarrar una banquina a 120km/h con las dos ruedas izquierdas rod 16 que con rod 13

  • Leonmafioso

    Tengo opiniones divididas, por un lado un Rin más grande permite colocar un sistema de frenado de generosas dimensiones, sin embargo hay veces en las que prefiero pasar por las carreteras en "excelente" estado de mi ciudad y que no se sientan tanto las vibraciones en el cuerpo del vehículo. He andado en carros antiguos con rin 15 y cauchos de perfil bajo y otro vehículo similar con rin 14 y cauchos con un perfil más alto y el de 14 pulgadas se siente más cómodo y silencioso. Igual con las camionetas más viejas, rines 16 y cauchos con un perfil generoso y otras con rines 19 y cauchos de un perfil más bajo con los que se siente absolutamente cada piedra que haya en el camino.