CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor

6 MIN

5 accesorios para tu patinete eléctrico que debes comprar sí o sí

Colaboradores | 23 Feb 2021
Patinete Casco Jump
Patinete Casco Jump

Si te acabas de comprar un patinete eléctrico o bien hace ya tiempo que disfrutas de uno de estos prácticos vehículos de movilidad, hay algunos accesorios esenciales que no te pueden faltar. En este artículo de contamos nuestros 5 complementos básicos para tu scooter eléctrico.

Puede ser que seas de los que están a la caza de un patinete y ya has leído en internet todo lo relativo a los mejores del mercado, desde lo más baratos a los más top, pasando por los más interesantes en relación calidad-precio. O bien simplemente tienes uno desde hace tiempo y has decidido que ya es hora de equiparte como es debido. O quizá te lo han regalado y no has te has planteado siquiera que más hace falta para usarlo.

En cualquiera de estos casos, hay una serie de accesorios que sí o sí debes tener en tu armario listos para salir contigo cuando montas uno de estos scooters. Hemos recopilado una pequeña lista con aquellos que nos parecen imprescindibles

Una advertencia: aquí no te encontrarás contenido patrocinado ni sugerencias de artículos concretos en ésta o aquella plataforma. Lo que sigue son sugerencias generales fruto de nuestra experiencia a partir de las cuales buscar, informarse y elegir.

1. Protege lo más importante con un casco

Sí, sabemos que la nueva normativa de la DGT impone, entre otras cosas, una velocidad máxima de circulación hasta los 25 km/h y que la mayoría de fabricantes ya ha limitado sus scooters a ésta. Aunque te parezca poco, una colisión mal encarada circulando incluso más lento puede provocar daños muy graves, por lo que es importante proteger la cabeza con un casco.

Aunque la normativa de Tráfico no obliga a llevarlo (de moomento), algunos municipios sí que lo exigen, por lo que además de ir bien equipado puedes evitarte más de una multa

Hay multitud de modelos y opciones en el mercado, a todos los precios. Los tienes desde muy básicos hasta integrales, con o sin luces, incluso plegables. En cualquier caso, asegúrate de que estén homologados y de escoger la talla adecuada para el tamaño de tu azotea.

2. Resguarda tus manos con unos guantes

Como te contábamos en este artículo, una de las cosas que pueden sorprender al utilizar el patinete es el frío que se pasa en invierno. No hay que ser un lince para imaginar que lo primero que sufre en este tiempo son esas tiernas manos que deben aferrarse al manillar congelándose como cubitos.

Más todavía, cualquiera que se haya ido al suelo alguna vez sabe que lo primero que intentamos de modo instintivo es poner nuestras manos para amortiguar el golpe, de ahí que sea una de las parte del cuerpo más comúnmente heridas en caso de accidente.

El consejo es claro: ya sea invierno o verano, ten siempre un par de guantes que te protejan (y abriguen) a mano

3. No basta ver, asegúrate de ser visto con un piloto Led

No está científicamente demostrado pero casi: cuando llevamos un patinete eléctrico se nos echa por encima una capa de invisibilidad que nos hace difícil de ver para el resto de vehículos, en especial para los coches.

Ante esta situación, no basta con conducir teniendo mil ojos, sino que es esencial complementar las luces de nuestro scooter (algo escasas en los modelos más comunes) con al menos un piloto trasero de Led rojo que parpadee y avise de nuestra presencia.

Especialmente de noche, una buena luz Led colgada de nuestra mochila o casco puede librarnos de un buen susto o algo peor

4. Pon a salvo tu patinete con un buen candado

Vale, esto que vamos a decir puede que haga rasgarse las vestiduras a más de uno por lo que antes de anda aclaramos una cosa: como regla general lo mejor es no dejar nunca nuestro patinete en un sitio público sin que podamos vigilarlo.

Ahora bien, si por una trampa del destino te ves obligado a dejarlo solo, aunque sea por un minuto, no te confíes y ánclalo a algún lugar seguro con un candado decente. Aquí es mejor gastarse un poco en un buen bloqueo en U o un cable de acero grueso que comprar lo primero y más barato, poniéndoselo fácil a los cacos.

Eso sí, evita atarlo a cualquier objeto del mobiliario urbano y busca parkings para bicicleta o similar. Usar una farola u otro asidero de ese tipo puede costarte una buena multa

5. Mantén la presión de las ruedas a punto con un inflador

Tener los neumáticos de nuestro patinete con la presión de aire correcta es una de esas tareas de mantenimiento con las que todo usuario tiene que pelearse más o menos a menudo.

No solo asegura un buen agarre al suelo y un comportamiento óptimo sino que llevar las ruedas desinfladas gasta batería como si se fuera a acabar el mundo, reduciendo autonomía y contribuyendo a que este componente vaya durando cada vez menos.

Si quieres ahorrarte más de un pinchazo o patinazo, así como no quedarte tirado, no puede faltarte una bomba de inflado. Los tienes desde los más pequeños y sencillos de tipo manual hasta sofisticados compresores electrónicos que ajustan la presión automáticamente.

Hasta aquí nuestros 5 accesorios esenciales que sí o sí debes tener para tu patinete eléctrico. ¿Te animas a sumar alguno más?

2
FOTOS
VER TODASVER TODAS

Fuente: las imágenes de Unsplash acreditan al autor en su título