“Afeitadas” de hasta 610.000 km, 1.094 coches manipulados… y más de 100 detenidos por la Guardia Civil

 |  @sergioalvarez88  | 

Es una estafa que se sigue repitiendo, y que miles de ciudadanos acaban sufriendo en sus propias carnes. La manipulación de odómetros es una práctica ilegal cuyo objetivo es vender coches usados a un precio muy superior al de mercado. La “Operación Countdown” es una investigación que la Guardia Civil comenzó en 2014 y que se ha saldado con más de 100 detenidos. Una de las mayores operaciones contra el fraude, con Zaragoza como eje central, en la que se acusa a los implicados de manipular el kilometraje de más de mil coches. A un coche se le llegaron a “afeitar” la friolera de 610.000 km.

La investigación comenzó hace más de cuatro años, cuando un particular adquirió un coche en la localidad zaragozana de La Almunia de Doña Godina. El particular sospechaba que era un coche cuyo kilometraje había sido alterado: una denuncia a la Guardia Civil y una investigación de la Policía Judicial así lo confirmó. La Guardia Civil empezó entonces a tirar del hilo, deteniendo al dueño del taller donde este coche había sido adquirido. En sus dependencias se encontraron tres coches en venta con el kilometraje manipulado. Al menos siete coches con irregularidades fueron vendidos en ese taller, con “rebajas” de hasta 100.000 km.

El coche que inició la investigación había sufrido un “afeitado” de 75.000 km antes de ponerse a la venta.

Las pistas llevaron a los agentes a un establecimiento industrial en Zaragoza. Una nave que era la “central” de las manipulaciones. Una nave en la que se encontraron decenas y decenas de cuadros de instrumentos de todo tipo de coches, así como máquinas y dispositivos con los que cometer el fraude y alterar los odómetros. La Guardia Civil investigó hasta 45.000 compras y ventas de vehículos por parte de una red de talleres y compraventas de las provincias de Huesca, Zaragoza, Teruel, Soria y La Rioja. Detectaron nada menos que 1.094 operaciones de venta en las que los coches tenían un kilometraje muy superior al anunciado.

Las manipulaciones oscilan entre 25.000 km en el caso menos flagrante, y 610.000 km en el caso más extremo. Imaginad adquirir con toda la ilusión un coche que crees que tiene sólo 90.000 km… y que en realidad tenga cerca de 700.000 km – con un enorme desgaste acumulado en todos sus componentes. La Guardia Civil ha detenido a 103 personas implicadas en esta tremenda estafa colectiva, e investiga a 85 personas más, por su posible vinculación al caso. La estafa supera los cuatro millones de euros, y está acompañada de 24 delitos de falsedad documental, cometidos en facturas y libros de revisiones de estos vehículos.

Se estima que los implicados han “afeitado” un total de 165 millones de kilómetros a casi 1.100 coches en los últimos años.

El origen de los vehículos que pasaban después por la “gillette” era variada: desde coches procedentes de rent-a-car, servicios oficiales de algunas marcas u otros particulares nacionales. Varios vehículos de gama alta eran coches importados de otros países, países como Rumanía, Reino Unido, Francia, Alemania, Bélgica, Holanda, Italia, República Checa e incluso Israel.

Lee a continuación: El problema de los coches semi-autónomos, ¿por qué lo llaman piloto automático cuando quieren decir ayuda a la conducción?

Ver todos los comentarios 3
  • barky

    Que coche sería ese de 600000km afeitados?? un jordi hurtado turbo?

    • Rafel_de_Lluny

      Esa ha estado genial!

  • El Tio la Vara

    ¿Y por qué no se dice quienes son los culpables?
    En España saldrán antes de comisaria que el que pone la denuncia.