CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Movilidad

4 MIN

Bienvenido septiembre: todas las autopistas españolas que son gratis a partir de hoy

Elena Sanz Bartolomé | 1 Sept 2021
Autopista Peaje 1118 01
Autopista Peaje 1118 01

Tras las vacaciones, las novedades en el mundo del motor no se han hecho esperar. Hoy, 1 de septiembre, cuatro autopistas levantan sus barreras y se convierten en vías públicas: la AP-2, un par de tramos de la AP-7, la C-32 y la C-33 pasan a ser responsabilidad del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana. Aprovechando este movimiento, recordamos cuáles son las autopistas gratuitas que puedes recorren en España.

Corría el año 2018 cuando el Gobierno anunció sus intenciones de liberalizar todas aquellas autopistas de peaje que no habían renovado sus concesiones. A medida que los contratos se terminaban, las barreras de estas vías rápidas se han ido levantando. En 2021 suman 640 kilómetros más al total con las cuatro que abrazan la gratuidad desde el mes de septiembre. Con su incorporación, así queda el mapa de autopistas gratuitas en España.

AP-1

Fue la pionera. La Autopista del Norte unía las localidades de Armiñán (Vitoria) y Burgos a través de un recorrido de 84 kilómetros. Fue propiedad de Itínere hasta el 1 de diciembre de 2018: en aquel momento, la AP-1 se convirtió en la primera autopista de alta capacidad que eliminó sus peajes y pasó de ser privada a ser pública.

AP-4

Algo más de un año después fueron dos vías rápidas las que recogieron el relevo. El 1 de enero de 2020, la AP-4 (Sevilla-Cádiz) dejó de pertenecer al Grupo Abertis. Abandonaba, así, su condición de autopista: algo que benefició a los muchos conductores que por ella transitaban. No en vano, la AP-4 unía Sevilla y Cádiz con un tramo cuyo nivel de tráfico era elevado: era la única manera de viajar de un punto a otro sin tener que pasar por multitud de pequeñas localidades.


AP-7

Al mismo tiempo, el tramo de la AP-7 que discurre entre Alicante y Tarragona dejó de ser de pago al finalizar la concesión que pertenecía a Aumar (Abertis). A partir de 2020, por lo tanto, se liberalizaron los casi 500 kilómetros que unían Tarragona, Valencia y Alicante.

AP-2

La Autopista Zaragoza-Mediterráneo forma parte del cuarteto que se incorpora a las autopistas gratuitas. Se construyó entre 1969 y 1977 para conectar la localidad zaragozana de Alfajarín con El Vendrell a lo largo de 215 kilómetros. Bajo la gestión de Abertis se convirtió en una de las vías más caras del territorio español con un precio, más o menos, de 15 céntimos por kilómetro.

Por ella circulan una media diaria de 9.662 vehículos: no es de extrañar si tenemos en cuenta que se trataba de la alternativa a la N-II, una vía con un elevado nivel de tráfico (sobre todo en los meses veraniegos cuando se utiliza como forma de acceso a destinos playeros) y varios puntos negros. Desde el 1 de septiembre de 2021 todos los que la utilizan ya no tendrán que pagar por ello.

AP-7

La AP-7 es una de las autopistas que más tráfico soporta y, además, está entre las más extensas: 948,3 kilómetros, de los cuales 318,7 son de pago. Esta cifra ha vuelto a disminuir con la liberación de dos nuevos tramos: los que unen Motmeló con El Papiol (Barcelona) y Tarragona con La Jonquera (Girona), que acoge, cada día, a 47.493 vehículos según su antigua concesionaria.

Estos 245 kilómetros dejarán de ser responsabilidad de Acesa (Abertis). Sí se mantienen los peajes de la Circunvalación de Alicante, de los tramos que transcurren entre Crevillente (Alicante) y Cartagena (Murcia) y entre Cartagena y Vera (Almería). A estos hay que añadir los de la provincia de Málaga: Benalmádena-Estepona y Torremolinos-Guadiaro.

C-32 y C-33

Cierran la lista las autopistas C-32 (Barcelona-Lloret de Mar) y la C-33 (Barcelona-Montmeló). A partir del 1 de septiembre de 2021, estas vías rápidas que pertenecían al grupo Abertis pasarán a ser competencia de la Generalitat de Cataluña.

La Autopista del Maresme (C-32) fue inaugurada en el año 1971 convirtiéndose, así, en la primera vía de pago de España y tenía tres peajes: Vilassar de Mar, Arenys de Mar y Santa Susanna. La C-33 conecta Barcelona con la Autopista del Mediterráneo (AP-7) a la altura de Parets del Vallès y abarca un recorrido de 15 kilómetros.