ESPACIOS
ELÉCTRICOS
PUBLICIDAD
Cerrar CERRAR
Eléctricos

3 MIN

La inesperada sorpresa de CATL, una prometedora batería con el doble de capacidad que estará en las calles en 2024

Densidad energética, esa es la clave en la carrera por evolucionar la tecnología de baterías y el gigante chino CATL acaba de anunciar un importanto paso adelante en este aspecto. Para 2024 CATL pondrá en las calles una batería capaz de alcanzar los 500 Wh/Kg, una cifra que representa una gran mejora que conseguirá reducir el peso de los coches eléctricos, pero que también permitirá elevar la autonomía y abaratar el precio de compra de los eléctricos.

Aprovechando la celebración del salón del automóvil de Shanghai, uno de los gigantes de la fabricación de baterías para todo el mundo, CATL (Contemporary Amperex Technology Co. Limited) ha anunciado un importante avance en la tecnología de celdas empleadas. Se trata una mejora en las celdas que la propia marca ha denominado como batería condensada o «Condensed Battery» en inglés, haciendo uso una estructura de malla adaptativa a escala micrométrica que permite inrecementar la capacidad de almacenamiento, elevar la potencia de carga/descarga y mejorar su estabilidad para también hacerlas más seguras frentes a las celdas convencionales.

Tesla Celda 4680 Bateria 0921 01

Esta nueva batería de CATL tiene como principal reclamo el poder conseguir hasta 500 Wh/Kg de densidad energética, una cifra notablemente superior a los en torno a 200 Wh/Kg que consiguen las celdas convencionales o los entre 272 y 296 Wh/Kg que se prevé ha conseguido Tesla con sus celdas 4680. La batería más prometedora hasta la fecha era la batería semisólida anunciada por NIO con 360 Wh/Kg. Por esta razón, con esta mejora en la densidad energética, hablamos de una batería que permite doblar la capacidad disponible por cada unidad de masa, lo que consigue o bien recucir a la mitad el peso para conseguir la misma capacidad, o bien aumentar de forma considerable la capacidad del acumulador sin aumentar el peso de la batería.

Por lo tanto, el uso de esta batería condensada permitirá grandes mejoras en consumo y autonomía, pues con su empleo se reducirá de forma drástica el peso de los coches eléctricos, consiguiendo sacar mucho más provecho de cada kWh almacenado. Es más, al conseguir aumentar la densidad energética, para obtener una misma cifra de autonomía sería necesario emplear una batería mucho más pequeña, lo que también supondrá un abaratamiento del vehículo.

Img 6920

CATL ha presentado su batería condensada con el objetivo de arrancar la producción en serie este mismo año 2023 para que en 2024 ya se esté suministrando a los fabricantes. En un primer momento CATL ha apuntado a la aviación como primer mercado para esta nueva tecnología dada su implicación en un proyecto de aviación civil con sistemas de propulsión eléctrica, si bien su aplicación más lógica e interesante estará en la automoción, pues las mejoras prometidas son de tal envergadura que podrían cambiar de forma drástica el futuro del coche eléctrico.

Dame tu opinión sobre este artículo

Ni fu, ni fa
Me ha gustado
¡Muy bueno!

David Clavero

Desempeñando la labor de redactor y probador de coches desde su incorporación, su experiencia le ha permitido convertirse en presentador, creador de contenidos y coordinador editorial en diferentes proyectos dentro de Diariomotor.

Cargando...