CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Curiosidades

2 MIN

¿Qué sabemos del Fórmula 1 de Ferrari que alguien condujo en carretera abierta?

Sergio Álvarez | @sergioalvarez88 | 17 Ago 2022
F1 Circulando Calle
F1 Circulando Calle

Si os hacéis llamar petrolheads, posiblemente ya habréis visto el vídeo de lo que parece un Fórmula 1 de Ferrari circulando por una autopista. Es una estampa muy poco habitual, y como es lógico, lo que mas genera - además de curiosidad - son preguntas. La primera duda es, si realmente es un Fórmula 1 de Ferrari. Y la respuesta es negativa. De hecho, es un coche de las GP2 Series, y para ser más concretos un Dallara GP2/08 de fabricación italiana. Un monoplaza del año 2008 con prestaciones altísimas, aunque no tan altas como las de un Fórmula 1.

Por tanto, no es un Ferrari. Eso sí, lleva una librea similar a la de la Scuderia más icónica del planeta - si bien con modificaciones, como un curioso logotipo de Marlboro alterado. Se ha comentado que el coche fue avistado en la Autobahn alemana, aunque realmente, estaba circulando por autopistas de la República Checa a velocidades legales. Curiosamente, no es la primera vez que este coche ha sido avistado: su anterior avistamiento tuvo lugar en 2019 y parece ser que desde entonces, la policía ha estado tratando de identificar a su conductor.

Dallara construyó los coches de las GP2 Series, conocidas también como Fórmula 2. Un trampolín a la Fórmula 1.

Y no es que estén tratando de identificarlo para darle la enhorabuena - esto solo pasaría en un hipotético estado petrolhead - si no porque es un coche no apto para circulación en carretera abierta. No tiene matrícula, ni paga un seguro, ni cuenta con los dispositivos de iluminación necesarios, por mencionar tres requisitos muy generales. Con todo, el coche no es un terrorista de la carretera: circula de forma civilizada a velocidades correctas.

Eso sí, a escape libre, su motor 4.0 V8 atmosférico de 612 CV suena idéntico al de un Fórmula 1. Con un peso de solo 688 kilos, incluyendo el conductor, el monoplaza no solo tiene aspecto de Fórmula 1, si no también prestaciones cercanas. Por el momento, la identidad del dueño sigue siendo un misterio, pero está claro que allá por donde se mueva, llama y llamará la atención de forma muy considerable.

Todos los coches construidos para las GP2 Series han sido vendidos a particulares y equipos privados.