¿Qué harías con el V8 de 707 CV del Dodge Challenger Hellcat? Por 19.530 dólares, Mopar te da carta blanca

 |  @sergioalvarez88  | 

¿Qué harías con un motor V8 de 707 CV? En España puede que no demasiado, teniendo en cuenta lo estricta que es la ley con los swaps de motor y las homologaciones. Pero puede que quieras construir un coche de carreras, o vivas en otro país. Sea como fuere, Mopar quiere que puedas montar en tu coche su joya de la corona. Uno de los V8 de producción en masa más potentes de la historia. El 6.2 V8 “Elephant” Supercharged de 707 CV de los Dodge Challenger SRT Hellcat. Si tienes algo menos de 20.000 dólares te lo pondrá en la puerta de casa. Ante ti, un mundo de alocadas posibilidades, aderezadas con burnouts infinitos.

Ha sido una de las grandes novedades de Mopar, con motivo del SEMA Show de Las Vegas, que se celebra esta semana en la “ciudad del pecado”. Es común que marcas como Mopar – que es la división de aftermarket del Grupo FCA Fiat-Chrysler – Chevrolet o Ford vendan motores sueltos en Estados Unidos. Lo hacen para alimentar a los aficionados al drag racing, así como a las múltiples preparaciones y swaps de motor amparados en las laxas leyes automovilísticas de EE.UU. – sus ITV son un chiste en comparación a las europeas. Estos motores son denominados “crate engine”, cuya traducción es literalmente “motor en una caja”.

Mopar ha diseñado este kit pensando en vehículos anteriores al año 1976, tanto de carretera como off-road. No obstante, su carácter plug & play nos permitirá instalarlo en prácticamente cualquier vehículo.

En Mopar han llamado a este producto “Hellcrate”, de forma muy apropiada. Cuesta un total de 19.530 dólares e incluye un motor Hellcat de 707 CV, al que tendremos que acoplar una caja de cambios. Mopar recomienda una caja manual Tremec Magnum de seis relaciones. El motor incluye una centralita desbloqueada, por lo que las reprogramaciones y modificaciones electrónicas no solo están permitidas, sino que están prácticamente recomendadas. Este propulsor es de tipo “plug & play”, es decir, incluye todo el hardware y software necesario para que funcione perfectamente en cualquier tipo de vehículo.

En el “Hellcrate” está también incluido el cableado básico, un pedal de acelerador by-wire, sensores de admisión, sensores de oxígeno y una bomba de combustible capaz de dar de beber a este sediento V8. La idea es que el futuro propietario solo tenga que encontrar un chasis donde instalar el motor, sin apenas más preocupaciones. No obstante, Mopar recomienda pagar 2.195 dólares adicionales y adquirir el Front End Accessory Drive (FEAD) Kit. Este kit incluye el alternador, correas y una bomba de dirección asistida. El coste total de ambos kits es de 21.725 dólares, al cambio 18.685 euros.

Aprovechando el SEMA Show, Mopar presentará este motor instalado en una amplia variedad de vehículos, de los que os hablaremos en días venideros.

Lee a continuación: Saluda al RXR One Super GT, el Mercedes-AMG GT de 800 CV que ha creado IMSA

Ver todos los comentarios 9
  • Manuel Casas

    ALTO. Motor no apto para compradores europeos. Pero no fuera un motor rotativo de 1L o un turbo de 2.5L que el hype se va al infinito.

  • Carl

    quien me vende un fiat 500 para ponerle este motorcito??? jajajajajaja

  • EL MAS INCOGNITO

    En un mundo que todo se ha vuelto tan racional es hasta dificil imaginar donde lo pondriamos. pero si me lo pudiera permitir lo pondria en el (mitsubishi evolution VI) o mucho mejor se lo pondria a un tesla.

    • Luciano Alvez

      En el Tesla… Usted si que es diabolico :D

      • Aarón Ramírez

        Nunca mejor dicho.

  • Leonmafioso

    “sus ITV son un chiste en comparación a las europeas”, au contré mon amie, la ITV y sus equivalentes en Europa son un pésimo chiste en comparación a las normativas de homologación estadounidense.

  • Antonio Luis Ramirez Navarro

    Yo se lo pondría a un buggy tracción trasera del Dakar

  • maikelcandanga

    Cabrá en un Lancia Delta???

  • Jose Luis

    Lo pondria en un Dodge Charger de 1968