CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Tecnología

4 MIN

¿Sabes que el control de crucero de tu coche lo inventó un ingeniero ciego?

Elena Sanz Bartolomé | 30 May 2022
Ralph Control Crucero  01
Ralph Control Crucero  01

Ahora es parte del equipamiento de serie de muchos coches, pero en los años cuarenta fue toda una novedad para el mundo del motor… que, eso sí, tardó tres décadas más en popularizarse. El control de crucero de tu coche te ayuda a fijar una velocidad límite para no sobrepasarla: ¿sabes que su inventor, Ralph R. Teetor, era un ingeniero ciego? Esta es su inspiradora historia, que dejó marca en la industria automotriz gracias a sus creaciones.

Ralph nació en Indiana (Estados Unidos) y cuando llegó al mundo no estaba ciego: perdió la vista cuando tenía cinco años y sufrió un accidente con un cuchillo. Este hándicap no le impidió aprender a hacer todo lo que se propuso: desde ir a la universidad hasta conducir. Aquellos que dudaban sobre sus capacidades dejaban de hacerlo cuando le veían en acción.

Un coche a los trece años

Desde que era un niño, Ralph comenzó a interesarse en la empresa familiar que, en aquel momento, fabricaba vagones de mantenimiento para las líneas de ferrocarril. El mundo del motor también le conquistó y con trece años diseñó y construyó su propio coche, que era capaz de moverse a 40 km/h. No es de extrañar, por tanto, que su elección fuera Ingeniería Mecánica cuando fue a la Universidad de Pensilvania.

Tras licenciarse, Ralph entró a formar parte de la empresa familiar donde ya había aprendido a trabajar en tornos y otras máquinas sin lesionarse gravemente: los empleados siempre comentaban que era más hábil con las herramientas que ellos. La compañía cambió la industria ferroviaria por la automovilística: comenzaron a fabricar componentes de vehículos especializándose en aros de pistón. Nacía Perfect Circle.

El primer control de crucero

Su ceguera le obligó a desarrollar otros sentidos: su sentido del tacto y su oído pronto se volvieron legendarios ya que con tocar o escuchar un motor Ralph podía diagnosticar correctamente un problema mecánico. No tardó en hacerse popular por esto aunque su contribución más famosa en el mundo del motor fue la invención del control de crucero.

Durante la Segunda Guerra Mundial, el racionamiento de combustible obligó a Estados Unidos a limitar la velocidad máxima a 35 mph (unos 56 km/h). Este contexto llevó a Ralph a pensar en cómo ayudar a las personas a mantener una velocidad constante cuando recorrían, sobre todo, distancias largas. Así nació el ‘Speedostat’ que más tarde recibió el nombre de ‘Cruise Control’  y, con el tiempo, terminaría convirtiéndose en una característica estándar de muchos coches.

El control de crucero de Ralph R. Teetor estaba compuesto por un selector de velocidad ubicado en el cuadro de instrumentos en el que el conductor establecía el ritmo máximo al que quería circular. Cuando el vehículo lo alcanzaba, se accionaba un pistón impulsado por vacío que, a su vez, empujaba el pedal del acelerador impidiendo su recorrido natural para no superar e listón establecido. Presentó la patente en 1945, pero no se popularizó hasta la Crisis del Petróleo de 1973.

Los otros inventos de Ralph R. Teetor

Esta no fue la única patente de Ralph. Presentó otras muchas como el diseño de una transmisión automática hidráulica o un pistón mejorado para controlar la expansión del calor. Sus inventos no se limitaron al mundo del motor. Ideo, también, un mecanismo para equilibrar dinámicamente las turbinas de vapor en los barcos de la Marina de Estados Unidos, una cortadora de césped, o una maleta en la que cabía más ropa d lo habitual sin que se arrugase.

Su hija contaba que, cada noche, Ralph bajaba al sótano de su casa para dar rienda a su mente. Siempre tenía la necesidad de mejorar la calidad de vida de todos los que lo rodeaban y en el mundo del motor lo consiguió.

Imágenes: Automotive Hall of Fame