CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Economía

4 MIN

Vuelve el debate: una parte del Gobierno quiere reducir los límites a 110 km/h y la otra ni se lo plantea

Elena Sanz Bartolomé | 10 Ago 2022
reglamento-circulacion-2015-02-1440px-1
reglamento-circulacion-2015-02-1440px-1

Ha permanecido en un discreto plano hasta que el Gobierno dio a conocer el Plan de Choque de Ahorro y Gestión Energética en Climatización para reducir el consumo de energía. Fue entonces cuando la propuesta de limitar la velocidad a 110 km/h volvió a los debates, algo que ahora hace con más intensidad después de saber que, después de verano, se ampliarán las medidas. ¿Se plantea el Gobierno reducir los límites a 110 km/h? Una parte sí, pero otra no.

Tal y como apuntan en La Información, la Alianza Verde (la parte verde de Unidas Podemos) ha vuelto a poner sobre la mesa la posibilidad de limitar la velocidad de autovías y autopistas a 110 km/h. Y lo ha hecho refiriéndose a las recomendaciones que, en su momento, hizo la Agencia Internacional de la Energía (AIE): aconsejaba reducir, como mínimo, en 10 km/h los límites de velocidad establecidos en autovías y autopistas para generar un ahorro de 290.000 barriles por día de petróleo para automóviles y 140.000 adicionales de camiones.

La postura del Ministerio de Transportes

Según el citado medio, esta misma semana, la parte del Gobierno de coalición representada por Alianza Verde mandó a Teresa Ribera (Ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico de España) una serie de propuestas para aumentar el ahorro de energía. Entre ellas figuraría esta limitación: “Reducir el límite de velocidad en autovías a 110 km/h y a 80 km/h en vías de alta capacidad en zonas metropolitanas”. Añaden, además, que el transporte consume el 40% de la energía y es responsable del 30% de las emisiones estatales.

Aunque Teresa Ribera considera que la idea es positiva, en su cartera han optado por no pronunciarse al respecto. Más tajante es la postura del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana: ni siquiera habrían valorado la propuesta. Cabe recordar que suyas son las competencias de esta materia y que la Secretaría General de Infraestructuras tendría que estar presente en el diseño de esta medida de ahorro.

Los intentos previos

No sería la primera vez que en nuestro país se limitase la velocidad para ahorrar energía. Ya se hizo en los años 70 y, más recientemente, en 2011 cuando el litro de gasolina costaba, aproximadamente, 1,27 euros el litro.

El Gobierno de Zapatero, con Pere Navarro al mando de la Dirección General de Tráfico (DGT), estableció que la velocidad máxima en autovías y autopistas sería de 110 km/h para ahorrar un 15% en el consumo de gasolina y un 11% en el de diésel. La medida duró cuatro meses: de marzo a julio de 2011.

Un informe elaborado por la Confederación Nacional de Autoescuelas Españolas (CNAE) aseguraba que sólo se llegó al 8%; otros apuntaron más bajo: un 5,7%. Traduciendo estos porcentajes a divisas, el ahorro conseguido fue de 450 millones de euros (más o menos) aunque también hay discrepancias con esta cifra ya que el RACC calculó que se quedó en 200-300 millones. Hay que tener en cuenta que actualizar las señales costó 230.000 euros y que reducir el ritmo implicaba viajes más largos (en torno a un 20%).

¿Recomendación o norma?

Queda por ver si la parte del Gobierno que no contempla la medida termina valorándola y, en este caso, si la convierte en una recomendación para los conductores o en una norma que deberían cumplir todos los usuarios de la vía. Y es que no hay que olvidar que en septiembre arranca un nuevo período electoral: las próximas elecciones generales tendrán lugar en noviembre de 2023 y, probablemente, en los planes del Ejecutivo no entra la posibilidad de dar luz verde a una medida tan poco popular como esta.