El éxito envenenado de la Alcantara: escasez de oferta ante el rechazo de la piel animal

 |  @ClaveroD  | 

Uno de los grandes retos a los que se está enfrentando la industria del automóvil en los últimos años es el desarrollo e implantación de nuevos materiales. Los clientes ya no se conforman con los diseños de toda la vida, lo que ha obligado a que los fabricantes de coches apuesten por nuevas soluciones donde destaca la Alcantara en el apartado de tapizados. Su éxito es cada vez mayor, incluso en fabricantes generalistas, lo que unido al cada vez mayor rechazo de la piel de origen animal, está causando serios problemas de abastecimiento al único proveedor de este tejido.

Los materiales de origen sintético están de moda y entre ellos la Alcantara es la reina

Si hablamos de verdadera Alcantara, este tejido es producido en exclusiva por el fabricante italiano Alcantara SpA, fabricante que emplea la patente del material desarrollada por la firma japonesa Toray allá por los años ’70. Este material que emula el ante fue un recurso poco explotado sus primeros años, sin embargo sus posibilidades han ido calando entre los fabricantes y ahora es un tapizado casi obligado en coches deportivos como alternativa a la piel gracias a sus ventajas en reducción de peso (un 50% comparado con la piel), menor coste, mayor resistencia, mejor agarre, muchas posibilidades en personalización y gran capacidad de transpiración.

Frente al clásico uso de piel de origen animal, la Alcantara posiblemente no ofrezca un look tan exclusivo o sofisticado, pero sin duda aporta grandes ventajas que cada vez más fabricantes quieren tener en sus coches, incluso los constructores generalistas. A todo ello hemos de añadir como el rechazo hacia el uso de piel de origen animal es cada vez mayor, algo que está llevando a fabricantes como Tesla a ofrecer únicamente piel sintética para sus coches o a marcas como Ford, Audi o Bentley crear nuevos tejidos a partir de otros materiales.

El abaratamiento de la Alcantara, junto al creciente interés por parte de cada vez más fabricantes y sus múltiples posibilidades en diseño, ha incrementado de forma drástica la demanda, una situación que ha llevado a Alcantara SpA ha admitir que en estos momentos rechazan el 20% de los contratos debido a la falta de capacidad para atender esos pedidos. Hablamos sin duda de un problema que los fabricantes de coches están intentado atajar apostando por nuevos y diferentes tejidos, aún así Alcantara SpA ya ha anunciado la inversión de 368 millones de dólares en su factoría de Milán para duplicar la producción actual, inversión muy necesaria si quieren evitar la huida sin retorno de los fabricantes hacia otros tejidos.

Fuente: MotorTrend