CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Economía

3 MIN

A pesar de las quejas, los conductores españoles somos los que menos impuestos pagamos

Elena Sanz Bartolomé | 26 Sept 2022
Carretera Medidas Agencia Internacional Energia  04
Carretera Medidas Agencia Internacional Energia  04

De Matriculación, de Circulación, IVA, de Hidrocarburos… Son varios los impuestos asociados al vehículo y cada vez que llega el momento de rendir cuentas con las arcas públicas, las quejas suelen ser frecuentes. No obstante, a pesar de lo que muchos creen, los conductores españoles son los que menos impuestos pagan en Europa.

La Asociación Europea de Fabricantes de Automóviles (ACEA) lleva a cabo un análisis de la fiscalidad del mundo del motor en la Unión Europea: el parque automovilístico del ‘Viejo Continente’ está integrado por 282 millones de vehículos que, en total, pagan impuestos por valor de 374.600 millones de euros.

Cuando ser el último no es (tan) negativo

Como apuntábamos hace un momento, España es el país de Europa en el que menos impuestos pagan sus conductores: de media, 1.148 euros. Una cifra que tiene su explicación: en nuestro país se compran, mayormente, modelos más baratos y más pequeños que en el resto de la UE debido a que los consumidores están condicionados por su poder adquisitivo. Los siguientes países que encontramos por detrás del nuestro son Grecia (1.254 euros) y Portugal (1.290 euros).

Llama la atención, sin embargo, que las diferencias respecto a otros países cuya salud económica es mejor no sea tan grande como cabría esperar: en Suecia, por ejemplo, pagan una media de 1.543 euros en impuestos, mientras que en Alemania se sitúan en 1.764 euros. Muy por encima están aquellos que más gravan la compra de un vehículo: Bélgica (2.892 euros), Finlandia (2.723 euros) e Irlanda (2.438 euros).

¿De dónde vienen los impuestos?

Con este punto de partida, la ACEA continúa su análisis fiscal: en España, todo el parque automovilístico (algo más de 32 millones de vehículos) reporta a las marcas públicas 34.100 millones de euros. Una cifra alejada de los 73.400 millones de Francia o los 76.300 de Italia, pero cercana a la que, en su momento, facilitó Ganvam: 30.000 millones al año. Faconauto, por su parte, recuerda que los vehículos son “uno de los grandes protagonistas de la recaudación fiscal” de España y aporta un ejemplo: sólo con el Impuesto de Matriculación y el IVA, Hacienda recaudó, en 2021, 4.200 millones.

Dependiendo del país, el peso de un impuesto u otro es distinto. Eso sí, en la mayoría de ellos la tasa asociada a los hidrocarburos es la que más ingresos reporta, seguida del IVA (tanto el asociado a la compra del propio vehículo como el de servicios vinculados), el Impuesto de Circulación y el de Matriculación.

En España, por ejemplo, la recaudación procedente de los combustibles supone 20.500 millones de euros: en Alemania, por ejemplo, representan un montante de 37.700 millones, en Italia de 37.300 millones y en Francia de 35.200 millones. El IVA, en nuestro país representa el 21%: una cifra que se sitúa a medio camino entre el porcentaje más elevado (Hungría - 27%) y el más bajo (Luxemburgo - 17%).

Y en cuanto al impuesto de Matriculación y Circulación, en 2021, se recaudaron más de 3.300 millones de euros (Matriculación - 467,9 millones / Circulación - 2.961 millones). Cabe destacar que esta última tasa supone, al año, unos ingresos de 17.300 millones en Dinamarca, el país con mayor carga impositiva en este aspecto.