CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Curiosidades

6 MIN

Etiqueta al volante: así funciona el desconocido código de honor entre conductores

Sergio Álvarez | @sergioalvarez88 | 7 May 2022
Usar Intermitente
Usar Intermitente

No encontrarás en el Código de Circulación prácticamente nada de lo que leerás en este artículo. Tampoco lo encontrarás en el texto de la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial. Este artículo habla de las normas no escritas que rigen la circulación de vehículos en nuestro país, y concretamente hacen referencia a esa etiqueta que sólo los que llevan años y años circulando por nuestras carreteras han conseguido entender y dominar. Si te han hecho largas y no entiendes el motivo, este artículo te interesa.

Ráfagas de largas

Es quizá una de las formas más efectivas de comunicación entre vehículos. Con el Código de Circulación en la mano, los únicos supuestos legales en los que se pueden usar las luces de largo alcance son para circular cuando la iluminación de la carretera es insuficiente - fuera de poblado - o para advertir de peligros a otros usuarios de la vía, es decir, para evitar un accidente. También pueden ser usadas por vehículos no prioritarios en servicio de emergencia, acompañadas de otras señales visuales y acústicas.

La ley no contempla la mayor parte de usos comunes de las ráfagas de largas, pero se siguen usando para ellos de forma habitual.

Más allá de estos supuestos, su uso no es legal y puede ser objeto de sanción. En la práctica, el uso más frecuente de las largas es advertir a otros vehículos de un peligro, como por ejemplo, un animal suelto por la carretera o un objeto tirado en la vía. Otro uso común de las ráfagas de largas es avisar a otros conductores de la presencia de un control de las fuerzas de seguridad, o la presencia de un radar, generalmente oculto a simple vista. Avisar con ráfagas de largas de la presencia de agentes conlleva, por cierto, una sanción de 80 euros.

Pero nos guste o no, se sigue haciendo en las carreteras - aunque cada vez menos. Otro motivo por el que nos pueden hacer ráfagas de luces largas es porque se nos haya olvidado apagar las luces de carretera y estemos deslumbrando a otro vehículo que circula en el sentido contrario. En coches con alumbrado de carretera automático esto pasa con más frecuencia de la debida. Por último, aunque de nuevo no es un supuesto contemplado en la ley, las largas pueden usarse para indicar a otro vehículo que le cedes el paso, por ejemplo en ciudad, o en una incorporación.

Tampoco podemos olvidar que algunos conductores usan las luces largas para saludar a otras personas.

Ráfagas de largas entre camiones o autobuses

Un uso de las luces largas práctico y cortés, pero que sigue sin estar avalado por la ley, es el que practican algunos vehículos pesados en adelantamientos. Cuando conduces un tráiler de 25 metros y adelantas a otro camión que circula más lentamente, el camión rebasado da una ráfaga de largas para indicar al camión que adelanta que su remolque ya ha superado su frontal, y que puede incorporarse de forma segura al carril derecho. Es también común entre autobuses o vehículos muy largos. En agradecimiento, se suelen activar brevemente los cuatro intermitentes.

Uso del cláxon para adelantar

De nuevo estamos ante un dispositivo de nuestro vehículo de uso muy restringido por la ley, a causa de su capacidad de ser muy molesto. Las señales acústicas solo se pueden usar para usos muy concretos, y uno de ellos, es avisar a otro vehículo de que va a ser adelantado. Esto es especialmente útil y necesario en carreteras secundarias estrechas, para que el vehículo adelantado pueda facilitar la maniobra. Si te pitan en estas circunstancias, no te enfades, es un simple aviso para que todo discurra correctamente.

Sin embargo, el uso del cláxon para saludar a un conocido o para agradecer un gesto amable no está permitido.

Uso del intermitente derecho para indicar la posibilidad de adelantar

Es quizá una de las señales de etiqueta al volante más conocidas a nivel global. De hecho, no solo se usa en España, es común en muchos otros países. Con todo, mucha gente conduce solo por autovías y autopistas y a algunos les puede extrañar que ese camión encienda el intermitente derecho sin aminorar ni desviarse. Es un gesto cortés por parte del vehículo lento, que indica que es seguro su adelantamiento. Es algo muy de agradecer en carreteras secundarias o puertos de montaña, donde en muchos casos, sólo el vehículo lento tiene visibilidad.

Si quieres agradecer el gesto, activa brevemente los cuatro intermitentes.

Etiqueta a la hora de facilitar adelantamientos

Entramos en un terreno más gris, que depende mucho de la empatía de los conductores y de su amabilidad con el resto de usuarios. De nuevo, esto es solo patente en carretera secundaria, ya que la situación no aplica a una vía con dos carriles por sentido. Si circulas a un ritmo más lento que otros vehículos - por el motivo que sea - y detectas que se está formando un atasco, o que el vehículo al que precedes desea claramente adelantarte, es de buena educación facilitar el adelantamiento o echarte a un lado para que el resto de vehículos te rebasen.

Los saludos moteros y la etiqueta sobre dos ruedas

Quizá hablamos ya de una curiosidad, y estarás familiarizado con el saludo si pilotas moto habitualmente. Cuando te cruzas con otra moto en carretera es común poner los dedos de la mano izquierda en posición de "uve" o de "victoria" para saludar al resto de los moteros. El gesto no cuesta nada y es una afectuosa señal de camaradería. Otro gesto amable de un motero es extender una de sus piernas como forma de agradecer que le hayas facilitado la maniobra. Se suele usar cuando una moto facilita el adelantamiento a otra que circula a mayor ritmo, o un coche se aparte para dejarles hueco.

Este último gesto es común cuando las motos circulan entre coches en los atascos de una ronda.