CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Seguridad Vial

3 MIN

La Euro NCAP obligará a las marcas a fabricar coches mucho más seguros… y más caros

Elena Sanz Bartolomé | 13 Nov 2022
Dacia Sandero Euroncap 02
Dacia Sandero Euroncap 02

Teniendo en cuenta que la definición de Euro NCAP incluye la descripción “programa de seguridad”, es lógico que quiera aportar su granito de arena a ‘Vision Zero’. La iniciativa de la Unión Europea que, para 2030, pretende evitar las muertes y las lesiones graves que se producen en los accidentes de tráfico. Con esa fecha en el calendario, la Euro NCAP actualizará los criterios de sus pruebas obligando a las marcas a fabricar coches más seguros… y más caros.

Los nuevos coches que salen al mercado están, cada vez, más conectados y cuentan con innumerables asistentes a la conducción. En un futuro, incluso, hablaremos de vehículos autónomos. La Euro NCAP no puede ignorar esto y ha anunciado que sus nuevas pruebas tendrán en cuenta “los sistemas de asistencia al conductor automatizados y asistidos, las tecnologías de supervisión de la conducción, las de V2X, los riesgos de fuga térmica e incendio en los coches eléctricos y la seguridad en el acceso a los datos del vehículo”.

Las marcas y los fabricantes, por lo tanto, tendrán ante sí el reto de crear coches más seguros y más conectados. Un desarrollo y una fabricación que tiene un coste, que acaba repercutiendo en el usuario final: el conductor. Los vehículos que compremos en el futuro nos ofrecerán elevados estándares de seguridad, pero para poder acceder a ellos también estaremos obligados a hacer una mayor inversión económica.

Ocho nuevos criterios

Para ello, la Euro NCAP mejorará las pruebas relacionadas con los usuarios vulnerables, introducirá (gradualmente) una serie de pruebas virtuales y añadirá incentivos para conseguir la deseada calificación de cinco estrellas. En este sentido, habrá un sistema de penalización/recompensa para los modelos que ofrezcan (o no) tecnologías de conducción asistida y automatizada.

En lo que a las pruebas se refiere, la Euro NCAP tiene planeado introducir ocho nuevos criterios para abarcar los cuatro momentos de un accidente: seguridad durante la conducción, prevención de accidentes (seguridad activa), protección contra impactos (seguridad pasiva) y seguridad posterior al impacto.

  1. Evaluación de la tecnología que monitoriza el deterioro de la fatiga del conductor y la distracción cognitiva
  2. Pruebas y evaluación de sistemas de asistencia al conductor, asistidos y automatizados
  3. Requisitos para mejorar aún más la eficacia en el mundo real de la tecnología de asistencia de velocidad
  4. Pruebas de seguridad activa que simularán mejor los entornos reales de la carretera y examinarán el diseño de la interfaz hombre-máquina (HMI) para garantizar que los asistentes de conducción sean más eficientes
  5. Pruebas de seguridad pasiva que prestan más atención a la igualdad de género y al envejecimiento de la población de conductores y ocupantes
  6. Probar y evaluar las funciones de seguridad habilitadas por la comunicación entre vehículos (V2V), entre vehículos e infraestructuras (V2I) y entre vehículos y el entorno (V2X)
  7. Evaluación del riesgo de incendio y fuga térmica en vehículos eléctricos
  8. Promover las mejores prácticas en la seguridad vehicular y en el acceso a los datos del vehículo

Pasajeros, motos y vehículos comerciales

Las novedades no sólo se centran en la llegada de estos ocho criterios. La Euro NCAP también tendrá en cuenta la fisonomía de los pasajeros y de los conductores europeos para mejorar la seguridad a bordo. Y, además, no dejará de lado a los vehículos de dos ruedas (motocicletas y scooters) ni a los comerciales pesados: para ellos está desarrollando escenarios con pruebas específicas.