CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Seguridad Vial

5 MIN

El accesorio de 30 euros que puede evitar un desastroso final a tu coche

Sergio Álvarez | @sergioalvarez88 | 26 Oct 2021
nissan-gt-r-incendio-03
nissan-gt-r-incendio-03

Nadie quiere ver cómo su coche se destruye ante sus ojos sin poder hacer nada para remediarlo. Y es exactamente lo que suele suceder, en la mayor parte de ocasiones, cuando se produce un incendio en un vehículo. Y es que en el fondo, y simplificando al máximo, un coche de combustión interna es una máquina que alcanza temperaturas muy elevadas, por cuyo interior discurren líquidos inflamables a alta presión. Los años, el desgaste, la falta de mantenimiento o una avería pueden provocar un incendio. Una situación traumática, dolorosa... y muy fácilmente evitable.

Todos deberíamos llevar un extintor en el coche

Todos los hoteles, garajes, edificios públicos o restaurantes deben tener extintores repartidos por su interior, con el objetivo de extinguir conatos de incendio o minimizar sus consecuencias. El objetivo de estos sistemas de extinción no es necesariamente apagar el fuego al completo, si no evitar que un conato se convierta en un grave incendio, además de ganar tiempo hasta que lleguen los bomberos con sistemas de extinción mucho más efectivos. ¿Por qué demonios no es obligatorio que llevemos un extintor de incendios a bordo de un coche?

Un extintor de dos kilos cuesta menos de 30 euros. Es el mejor seguro anti-incendio.

Para ejemplificar su necesidad, voy a contaros lo que sucedió en el incendio forestal de Navalcarnero (Ávila), que arrasó cientos de miles de hectáreas en verano de 2021, convirtiéndose en el más destructivo de Castilla y León desde los años ochenta. Todo comenzó con fuego en los bajos de un monovolumen, un Citroën C8. El conductor, como es lógico, detuvo el vehículo al borde de la carretera y llamó inmediatamente al 112. La dotación de bomberos tardó casi una hora en llegar y para entonces, el fuego ya se había extendido al monte bajo de la cuneta.

El resto, desgraciadamente, ya es historia. Si el conductor del monovolumen hubiese tenido a bordo un pequeño extintor, podría haber apagado el fuego, o al menos, habría podido retrasar su expansión - en este caso, la acuciante falta de medios de los bomberos de Ávila también tuvo mucho que ver en el desastre. Un extintor de coche de dos kilos tiene un coste inferior a los 30 euros, ocupa muy poco espacio y es capaz de controlar en menor o mayor medida los incendios que pueden producirse en un coche, que usan como combustible materiales inflamables.

El extintor debe ser ABC. Su polvo debe ser capaz de apagar fuegos cuyo combustible es sólido, líquido y gaseoso.

¿Por qué se producen incendios en los coches?

El aceite de un motor alcanza temperaturas superiores a los 100 grados, el escape puede superar los 500 grados, y mientras tanto, combustible altamente inflamable circula por las entrañas del coche. Al mismo tiempo, las bujías producen chispas, usando alta tensión eléctrica. Un incendio en algún componente eléctrico del coche suele ser la principal causa de incendios, al igual que una rotura de alguna de las líneas de combustible que llegan al motor. Podéis imaginar qué ocurre si gasolina o aceite cae sobre un colector de escape, o entra en contacto con componentes eléctricos.

Como es evidente, la seguridad anti-incendios de los coches ha mejorado enormemente durante los últimos años, y no es tan mediocre como en los antiguos coches de carburación - especialmente si estaban fuera de punto. No obstante, la complejidad de sus sistemas eléctricos también ha crecido de forma considerable, al igual que la presión a la que el combustible viaja por su interior. Por no mencionar la abundancia de aislamiento, plásticos y recubrimientos. En plata: aunque son mucho menos propensos a incendios, si se produce un incendio, hay mucho más para quemar.

Un coche mal mantenido es mucho más propenso a sufrir un incendio.

¿Qué extintor te recomendamos?

No solo los recomendamos en un coche clásico o deportivo, recomendamos que todo vehículo lleve un extintor a bordo, tal y como lo hace con los chalecos de alta visibilidad o la luz de emergencia V-16. Desde Diariomotor, recomendamos este extintor de polvo seco de 2 kilos. Está especialmente indicado para su uso en vehículos y es de tipo ABC, es decir, puede extinguir fuegos donde el combustible es sólido, líquido o gaseoso. Cuesta unos 30 euros y tiene una caducidad de cinco años, aunque si el manómetro sigue en su zona verde, seguirá manteniendo una presión correcta.

El mejor lugar para instalarlo, es en nuestra opinión, bajo el asiento del acompañante. Es un lugar donde no molestará, y es de acceso muy rápido para el conductor o acompañante. Si lo almacenamos en el maletero, puede que las circunstancias impidan que lleguemos correctamente al mismo, y perdamos preciosos segundos.