¡Ya está aquí el eléctrico de Faraday Future con 1.065 CV! ¿Hay rival para el Tesla Model S o estamos ante vendedores de humo profesionales?

 |  @davidvillarreal  | 

Estaréis de acuerdo conmigo en que humo no será lo que veamos cuando pase a nuestro lado un Faraday Future 91, o FF “nine-one”, que es como ha bautizado esta compañía de Silicon Valley y capital chino, a su primer producto. No veremos humo porque se moverá gracias a propulsores eléctricos que en total entregan – agárrate a la silla – 783 kW o, lo que es lo mismo, 1.065 CV de potencia. Sí podríamos ver humo al contemplarlo acelerar, teniendo en cuenta que el 0 a 60 mph (0 a 96,56 km/h) lo practica en 2,39 segundos. Pero lo que nos preocupa en estos momentos no es eso sino saber si de verdad estamos ante un rival para el Tesla Model S o ante unos vendedores de humo profesionales.

No sabemos si humo, pero de momento lo que está vendiendo Faraday Future es el derecho a tener una posición privilegiada en la lista de espera del Faraday Future 91. Por 5.000 dólares (4.805 euros al cambio actual) puedes apuntarte a la reserva, que te debería ser devuelta en cualquier momento si cambias de idea antes de que tu coche salga de la fábrica, o si la empresa se fuera a pique. Faraday Future asegura que los 300 primeros tendrán la posibilidad de reservar una edición especial de lanzamiento, que se denominará Alliance Edition. Para más inri, parte de los beneficios obtenidos por la venta de esta edición especial irán destinados a causas benéfico-medioambientales.

Según Faraday Future, el FF 91 comenzará a producirse en 2018.

La gran baza del Faraday Future 91, además de su apuesta por una estética muy futurista y tecnológica, y sus prestaciones, la encontraremos en unas baterías de 130 kWh (las baterías con mayor capacidad del Tesla Model S son de 100 kWh), con las que prometen una autonomía de hasta 700 kilómetros (según ciclo europeo). Faraday Future también promete recargas rápidas completas – que para unas baterías de tal capacidad ya suponen un esfuerzo importante – en bastante menos de una hora, y en 4,5 horas en una toma de 240 voltios.

Más allá de eso, el Faraday Future 91 contará con una dotación tecnológica sublime. A este fabricante no le bastaba con instalar unos sensores de ultrasonidos para evitar que su conductor roce la carrocería aparcando y decidió instalar un total de 12 sensores, y otros 13 radares de corto y largo alcance, así como 10 cámaras de alta definición.

Faraday Future ha instalado, incluso, un sensor de ultrasonidos retráctil que se despliega en el capó. Evidentemente tantos sensores y radares no eran necesarios, pero creyeron que era conveniente instalarlos para obtener información redundante de lo que sucede alrededor del coche y ofrecer garantías en la conducción autónoma. Porque ese es precisamente el objetivo del Faraday Future 91, contar con la tecnología suficiente para que el día de mañana, cuando su software y las autoridades lo permitan, pueda circular sin conductor.

Pero de momento, y la razón por la cual aún nos preguntamos si estamos ante un rival serio del Tesla Model S, o ante vendedores de humo, es que Faraday Future tiene muchísimos problemas. Para empezar, los capitanes están abandonando el barco antes que el resto de la tripulación. Estos días se marchaba Ding Lei, co-fundador de la compañía LeEco, inversor en el proyecto, y considerado extraoficialmente como el CEO de la empresa (noticia en The Verge).

Con una inversión millonaria Faraday Future se las prometía felices. Pero la realidad ante la que nos encontramos es la de proveedores que no están recibiendo sus pagos, especialmente en la construcción de una factoría en Nevada que costará 1.000 millones de dólares por la cual, por si no fuera poco, la compañía recibirá 335 millones de dólares en incentivos fiscales (ver noticia en Jalopnik). La construcción de la fábrica no avanza y, para más inri, hay quien dice que no tienen suficiente apoyo económico como parecía inicialmente, y otros muchos que ni el proyecto ni es viable, ni su situación financiera demasiado favorable.

Por otro lado, nadie dijo que “dar vida al futuro de la movilidad”, en palabras de la propia marca, fuera sencillo. Incluso una marca con tan buena reputación hoy en día, y un futuro tan brillante, como Tesla Motors, sufrió y mucho en sus inicios. De momento, Faraday Future atraerá todas las miradas en el CES 2017… y muchos titulares. ¿Habrá que darles un voto de confianza?

Fuente: Faraday Future
En Diariomotor:

Lee a continuación: FFZERO1 Concept: un monoplaza de 1.000 CV tras los pasos de Tesla, ¿un farol o nos lo tomamos en serio?

  • Kanzler

    Yo no les doy a estos tipos U$S 5.000,- o € 4.805,- como reserva de esa nube de cuentos llena de sensores ni ganando el Gordo diez veces consecutivas.

  • Abel Sierra Sánchez

    Y digo yo… no tiene más sentido un coche de digamos 250cv y mucha más autonomía? No entiendo tanta potencia para ir a 120kmh que lo unico que hace es consumir mucho más y restar autonomía…