Ford estudia utilizar un subchasis delantero de fibra de carbono

 |  @davidvillarreal  | 

El objetivo de todas las marcas pasa por aligerar sus coches. Un coche ligero es más ágil, necesita menos potencia para ofrecer un mejor rendimiento y, sobre todo, consume menos combustible, y emite un volumen menor de gases contaminantes a la atmósfera. Pero también es cierto que aligerar un coche exige una inversión importante, especialmente cuando el mayor margen para reducir la masa de un automóvil pasa por utilizar materiales costosos, como es el caso de los componentes que quiere instalar Ford en sus coches. Magna ha desarrollado un subchasis delantero de fibra de carbono que Ford podría utilizar muy pronto en coches de volumen, antes incluso de que acabe este año.

Ford estrenará pronto este subchasis delantero de fibra de carbono

De momento, Ford estaría probando este subchasis delantero en un prototipo del Ford Fusion, la versión para Estados Unidos del coche que en Europa conocemos como Ford Mondeo. Este subchasis pesaría un 34% menos que los subchasis delanteros metálicos utilizados hasta ahora, y reemplazaría 45 piezas de acero con dos piezas de fibra de carbono y cuatro elementos metálicos. Ver noticia en Automotive News.

Este subchasis delantero es el elemento sobre el que se asienta el motor, y se acoplan los sistemas de suspensiones del eje delantero.

Se espera que Ford introduzca este subchasis delantero en un coche de volumen, antes de que termine el año

Cada vez son más las marcas que emplean materiales que hasta ahora eran demasiado costosos para turismos de volumen, como la fibra de carbono. La reducción de costes que implican las nuevas técnicas de fabricación, y la economía de escala, facilitan su incorporación a coches para todos los bolsillos, y producidos en grandes volúmenes. Magna espera que en los próximos años las aplicaciones de la fibra de carbono, de sus compuestos plásticos, lleguen a piezas como los paneles de las puertas, y que aumente el número de coches que lo utilizan en techos, o portones traseros.

Los materiales compuestos exigen técnicas de producción con cierta complejidad, pero el menor número de componentes también permite reducir la inversión en maquinaria. Según Magna, este subchasis es capaz de absorber un 5% de la fuerza que se libera en un impacto, y está diseñado para ceder, y descolgar el motor en caso de choque frontal, una solución que se introdujo hace tiempo para facilitar que en una colisión de importancia el motor quede bajo el habitáculo, y sus piezas no penetren en el habitáculo hiriendo a los pasajeros.

En cualquier caso, Magna reconoce que este subchasis delantero sigue exigiendo el empleo de componentes de acero o aluminio para absorber el impacto, y estructuras de deformación controlada.

Lee a continuación: Profeta en su tierra, ¿en qué países se venden más Ford Mustang?