La Ford Tourneo Custom es también una furgoneta eléctrica con un (necesario) extensor de autonomía

Sergio Álvarez  |  @sergioalvarez88  | 
Ford Tourneo Custom Phev P

Hace unos meses os hablamos de la primera Ford Transit Custom enchufable. La furgoneta grande de Ford era el primer vehículo del segmento en estrenar una mecánica enchufable, o mejor deberíamos decir mecánica eléctrica con extensor de autonomía. Además, la gama Transit también ha recibido hace unos meses una nueva familia de motor 2.0 EcoBlue diésel, con hasta 185 CV de potencia. Incluso cuenta con versiones Sport de aspecto más dinámico y deportivo. De la Ford Transit Custom pasamos a la Ford Tourneo Custom, la furgoneta de pasajeros de Ford, que pasa también a tener una opción eléctrica de autonomía extendida.

Aunque comercialmente sea denominada como Ford Tourneo Custom Plug-In Hybrid, técnicamente es una furgoneta eléctrica de autonomía extendida. La diferencia con otros híbridos enchufables convencionales es que su motor térmico (un 1.0 EcoBoost de tres cilindros) no es capaz de mover el vehículo por sí mismo. De hecho, no está conectado a una transmisión o a las ruedas: es un simple generador de energía para la batería de la furgoneta, de la que bebe energía su motor eléctrico. La propulsión de la Ford Tourneo Custom Plug-In Hybrid es siempre 100% eléctrica.

Ford Tourneo Custom Phev 5

Ford no ha anunciado la potencia de esta furgoneta de pasajeros de autonomía extendida. Sus prestaciones deberían ser comparables a las 100% térmicas.

La principal ventaja de esta Ford Tourneo enchufable es que es capaz de recorrer hasta 50 km sin emitir un solo gramo de dióxido de carbono. Su motor eléctrico se alimenta de una batería de iones de litio y 13,6 kWh de capacidad, situada bajo el habitáculo. Una vez la batería se agota, su motor 1.0 EcoBoost es capaz de recargarla quemando gasolina, logrando una autonomía extra de 510 km. No es una configuración tan ineficiente como la de otros híbridos enchufables: el motor de gasolina es ligero, no está conectado a una pesada caja de cambios, y recarga una batería relativamente ligera.

A falta de conocer más datos técnicos, sería interesante saber si hay diferencias de peso con respecto a una Ford Tourneo Custom con motor diésel. Homologa un consumo medio de 3,3 l/100 km, sobre el papel. Su batería se recarga en 5,5 horas usando una toma de corriente doméstica de 240 voltios y 10 amperios de intensidad. Al igual que las versiones Plug-In Hybrid de las Ford Transit Custom, cuenta con varios modos de conducción. Los más interesantes son EV Later (conserva la carga de la batería) y EV Now (emplea propulsión 100% eléctrica hasta agotar la batería). De esta manera, el conductor puede optimizar su gasto.

Ford Tourneo Custom Phev 6

Ford afirma que la amplitud del espacio para los pasajeros no se ve alterado por la presencia de la batería y el sistema de recarga.

Por ejemplo, si va a entrar en una ciudad de forma inminente, puede usar el modo EV Later antes, y ahorrar gasolina en un ineficiente ciclo urbano que sí beneficia al coche eléctrico. Cuenta con un sistema de frenada regenerativa - como es de esperar en cualquier eléctrico - y además el mismo nivel de asistencias a la conducción y sistemas de seguridad activa de otras Tourneo Custom. A nivel de infoentretenimiento, estos vehículos cuentan con un sistema SYNC3 de última hornada, con Apple CarPlay y Android Auto. Hoy por hoy, son alternativas reales a los grandes monovolúmenes de antaño.

Lee a continuación: Con camperización de fábrica: todas las furgonetas camper del momento, y sus precios

Ver todos los comentarios 0