La fusión de PSA y FCA ya es por fin oficial: nace el 4º grupo automovilístico del mundo

Daniel Valdivielso  |  @valdi92  | 
Portada Psa Fca Dm 1

La industria automovilística vive tiempos de cambio, tiempos convulsos que muchos fabricantes resuelven "arrimándose al ascua que más calienta", un dicho que se puede traducir, dentro de la industria del automóvil, en movimientos de fusión y conglomeración, que es precisamente lo que acaban de anunciar, ya de forma oficial, PSA y FCA, dando así como resultado uno de los grupos automovilísticos más grandes del mundo.

PSA vive un gran momento. A nivel empresarial su fortaleza es inédita, contando además con el apoyo de instituciones tan importantes como el gobierno francés. Con la inmensa mayoría de sus factorías produciendo a todo tren y la reciente llegada de marcas como Opel al consorcio francés, su futuro en términos de tecnología y electrificación parece ir por buen camino.

No podemos decir lo mismo de FCA, que pese a contar con auténticos superventas en su gama como pueden ser el FIAT 500 o el FIAT Panda, no ha sido capaz -o no ha querido- adaptarse a los nuevos tiempos, apostando demasiado tarde por la electrificación y ofreciendo, a día de hoy, una gama -al menos en Europa- demasiado desfasada que no aporta apenas nada adicional frente a sus rivales.

Una fusión 50/50 que ya es real

Así las cosas, FCA lleva tiempo tanteando el terreno, buscando candidatos que quisieran sumar fuerzas para crear un conglomerado empresarial mucho más fuerte de lo que sería FCA por sí misma. Lo intentó con Nissan-Renault, pero ni los japoneses ni el gobierno francés vieron la operación con buenos ojos, poniendo las trabas suficientes para que el movimiento no siguiera adelante.

Sin embargo, con PSA las cosas han ido mucho más "fluidas" desde el primer momento. Y es que si hace unas semanas se anunciaban de forma oficial las conversaciones entre ambas empresas, así como un principio de acuerdo, ambos fabricantes acaban de anunciar, ya de forma definitiva y oficial, el acuerdo de fusión 50/50 entre FCA y PSA para dar como resultado el 4º grupo automovilístico más grande del mundo por volumen de vehículos y el 3º por ingresos.

Una empresa muy grande que aún tendrá que esperar

Pese a que el acuerdo de fusión ya es un hecho, aún habrá que esperar entre 12 y 15 meses para que sea una realidad a nivel de calle, de forma que, mientras tanto, ambas marcas seguirán operando de forma independiente de cara a la clientela, con sus marcas y modelos aún separados.

FCA ya lo intentó con Renault, pero nunca se llegó ni siquiera a un principio de acuerdo

El nuevo grupo empresarial ampliará así sus miras de negocio gracias a una posición mucho más equilibrada para ambos fabricantes a nivel de ventas, con un volumen de negocio en el que el 43% de los ingresos provendrán de Norteamérica y el 46% llegarán de Europa. El nuevo consejo de administración estará compuesto por 11 miembros, de los cuales cinco serán designados por FCA y otros cinco por PSA, siendo John Elkann (FCA) el presidente el grupo, mientras que el puesto de CEO le corresponderá a Carlos Tavares (PSA).

Queda ahora por descubrir la estrategia del gigante automovilístico en términos de rentabilidad, ya que, al menos en Europa, el grupo cuenta con una capacidad de producción demasiado elevada, así como redundancias en modelos y ofertas técnicas que se tendrán que ver reducidas para apostar por los buenos resultados económicos.

 

Lee a continuación: Mopar te vende el V8 'Hellephant' de 1.014 CV para que lo pongas en tu coche (si cabe)

Ver todos los comentarios 4