CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Economía

5 MIN

Deja de preocuparte, un gran apagón es imposible en España

Sergio Álvarez | @sergioalvarez88 | 10 Nov 2021
Energia Eolica Marina Siemens Gamesa Combustible
Energia Eolica Marina Siemens Gamesa Combustible

Desde que la ministra de Defensa de Austria hiciese públicas unas declaraciones y vídeos alertando de la posibilidad de un "gran apagón" en el país, toda Europa parece haber entrado en pánico. Un gran apagón, que dejaría a países enteros sin suministro eléctrico, sería un duro golpe para cualquier economía, provocando situaciones de caos y desabastecimiento. Una pesadilla para la que Austria quiere estar bien preparada, aun pecando de alarmismo y exageración. No obstante, en España es imposible que ese gran apagón suceda, y te voy a explicar por qué.

Antes de nada, desde Diariomotor os pedimos que no contribuyáis a difundir bulos o desinformación sobre esta situación. Esa tormenta (des)informativa ya ha provocado que los hornillos portátiles de gas se agoten en multitud de establecimientos - en Amazon, un camping-gas está entre los productos más vendidos - y que se disparen las compras de ciertos alimentos en conserva. Todas estas compras son compras de acopio, similares a las compras de papel higiénico o harina durante los confinamientos. No obstante, aquí no existe una amenaza real.

No hagas caso a bulos, o mensajes alarmistas en grupos de WhatsApp. El apagón es imposible.

En declaraciones a eldiario.es, Beatriz Corredor, presidenta de Red Eléctrica de España (REE) - el organismo gestor del sistema eléctrico nacional, y transportista de corriente de alta tensión por todo el territorio - afirma que "no tenemos ningún indicio objetivo que nos alerte de un problema grave de suministro", insistiendo en que "tenemos uno de los sistemas eléctricos más seguros y evolucionados del mundo. Primero, porque nuestra capacidad de producción eléctrica es más del doble que el pico de consumo histórico, que se produjo en 2007 sin que posteriormente se haya superado, ni siquiera durante la tormenta Filomena de este año".

El pico histórico de consumo eléctrico se alcanzó en 2007, con un consumo de 45.450 MWh. Ese pico no se ha vuelto a alcanzar, superándose tímidamente los 42.000 MWh de consumo durante la borrasca invernal Filomena, que dejó en casa a multitud de familias. Por contra, la potencia de generación instalada en España es de 112.000 megawatios (112 GW). "Hay un índice de cobertura muy ancho, seguramente el mayor de toda Europa", afirma Javier García Breva, director del Instituto para la Diversificación y el Ahorro Energético (IDAE). "Hablar de apagón es un invento de novela de terror. En España sobra energía y hay sobrecapacidad en todas las tecnologías. Y eso no lo pueden decir alemanes, británicos o el país que ha originado esto, Austria".

El mix energético España es sano y variado, y además, hay una gran sobrecapacidad de generación energética.

El caso de Austria es particular, ya que no tiene salida al mar y más del 50% de su generación energética depende de una energía hidráulica que puede verse afectada por sequías y otros factores meteorológicos. Depende de las importaciones de gas de Rusia - en entredicho en estos momentos - y de la conexión con el sistema eléctrico alemán. El origen de la energía generada en España es muy mixto y variado, sin depender de una sola tecnología o fuente. Cerca del 75% de la energía generada proviene, casi a partes iguales, de la energía eólica, nuclear y de centrales térmicas de ciclo combinado.

La energía solar, otras renovables, el carbón y la cogeneración se reparten el 24% del mix restante. En lo que va de año, según REE, la energía eólica es la que más electricidad ha generado, superando a la nuclear por poco. Repsol recuerda que España, por ley, tiene reservas de gas para 40 días, además de estar completamente interconectada con el sistema eléctrico de Portugal, y con facilidades para importar energía de Marruecos o Francia en caso de necesidad. Jorge Fabra, ex-presidente de REE (1988-1997), ex-consejero de la Comisión Nacional de la Energía (CNE) y del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), afirma que un gran apagón "es imposible", ya que España opera "una de las redes más potentes y seguras del mundo".

No hay riesgo de suministro de gas, pero se producirá un gran encarecimiento a causa de las tensiones entre Marruecos y Argelia.

La alarma motivada por el cierre del gasoducto argelino como represalia a Marruecos obligará a España a importar el gas de forma licuada, almacenado en barcos metaneros. Este proceso de importación y regasificación en España no provocará una falta de suministros, pero sí elevará el precio del gas de forma considerable. Ese gas es el combustible de las centrales de ciclo combinado, que actúan como buffer de las energías renovables, más variables y dependientes de las condiciones climáticas coyunturales. Estas centrales han cubierto el 15,5% de la demanda de energía de España hasta el mes de octubre.

El riesgo más grave para el sistema eléctrico nacional sería un desastre ambiental, del que incluso se podría salir sin mayores problemas gracias a la interconexión del sistema eléctrico, descentralizado y sin puntos débiles o cuellos de botella en el transporte de energía.