Así será el interior del BMW del futuro: sin botones y, por suerte, con un volante

 |  @davidvillarreal  | 

Encaramos la recta final de este año y tenemos el comienzo del nuevo año 2017 a la vuelta de la esquina. Y eso solo puede significar una cosa. El Consumer Electronics Show (CES) 2017 de Las Vegas está cada vez más cerca. Una cita en la que los fabricantes de automóviles están cada vez más volcados, por su labor para ser la punta de la lanza de muchas tecnologías que pronto veremos en la calle y por la cada vez más fina barrera que separa a un fabricante tecnológico, de un fabricante de coches. En el CES de Las Vegas estarán presentes algunas de las novedades más importantes que veremos en BMW en los próximos años, empezando por lo que denominan como el BMW i Inside Future, un prototipo que nos presenta cómo será el interior de BMW en un futuro cada vez más cercano.

Aunque en BMW también trabajan en el desarrollo de la conducción autónoma, los alemanes son otro de los fabricantes – junto con Porsche – que aún no ve el automóvil del futuro sin un volante, sin conectar con un conductor que pueda tomar los mandos, aunque ese coche cuente con capacidad suficiente para desplazarse sin conductor. De ahí que en esta primera imagen del BMW i Inside Future nos encontremos con un salpicadero en el que sigue habiendo un puesto para el conductor y un volante. Y la verdad que eso ya es mucho decir, porque más allá de un volante, no habrá más elementos que dos pantallas que sustituyen a todos los botones y que se convierten en las interfaces que mostrarán la información al conductor, y las interfaces en las que el conductor podrá seleccionar los diferentes comandos.

Definitivamente BMW es uno de los fabricantes que más ha invertido en su tecnología de sistemas de navegación y entretenimiento, e interfaces. Y el mejor ejemplo lo encontramos en las funciones gestuales estrenadas por el BMW Serie 7, que permiten ejecutar comandos realizando movimientos en el aire, sin necesidad de contacto físico con la pantalla táctil. Precisamente esa línea es la que pretende seguir explorando BMW con estos nuevos sistemas y la combinación entre una interfaz táctil y gestual, una gran pantalla central y un sistema BMW Head-Up Display en sustitución de la instrumentación al uso. Todas estas tecnologías se combinarían en lo que denominan BMW HoloActive Touch.

De momento esto es todo lo que sabemos. En unas semanas conoceremos el resto de tecnologías que presentarán BMW, y el resto de fabricantes, en el CES 2017.

En Diariomotor:

Lee a continuación: Detenerte en un semáforo es cosa del pasado: Audi Traffic Light llega a las calles