CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Seguridad Vial

4 MIN

Circular con un coche sin ITV, ¿qué sucede si tienes un accidente?

Elena Sanz Bartolomé | 22 Abr 2022
Multa Itv Aparcado Ilegal 04
Multa Itv Aparcado Ilegal 04

Un resultado desfavorable o negativo en la Inspección Técnica de Vehículos significa que nuestro el vehículo no cumple las condiciones técnicas mínimas se seguridad vial: en ambos casos estará prohibido circular por la vía pública excepto para ir al taller y a la estación de la ITV. Incumplir esta norma puede tener consecuencias más serias que una multa de cientos de euros, sobre todo si tenemos un accidente sin haber pasado la ITV.

Ignorar esta norma y circular con un vehículo que ha obtenido un resultado desfavorable o negativo en la ITV puede tener varias consecuencias. Más allá de las sanciones económicas de las que luego hablaremos, si tenemos un accidente pueden limitar e, incluso, eliminar la protección que nos brinda la aseguradora y en los casos más graves, además, tendremos que asumir elevados costes.

No cumplir con la obligación de la Inspección Técnica de Vehículos puede tener consecuencias mucho más graves que la de sufrir una multa

Accidente con responsabilidad

Si sufrimos un accidente en el que nosotros somos los responsables y nuestro vehículo no tiene la ITV en regla, entrará en acción el tipo de seguro que hayas contratado.

  • Seguro obligatorio de responsabilidad civil: si dispones de este tipo de póliza, la cobertura sólo incluirá a los terceros ya que excluye tus lesiones y los desperfectos que haya podido tener tu coche.
  • Seguro con cobertura más amplia: si tu póliza sí cubre los daños propios, la compañía puede no hacerse cargo de tu indemnización por no tener la ITV al día. Como esta situación está fuera de la cobertura del seguro obligatorio, lo normal es que apliquen lo establecido en tu contrato.

Los contratos cuentan con una serie de cláusulas excluyentes en las que figuran las situaciones en las que se anula la cobertura: circular con una ITV desfavorable o negativa puede ser una de ellas ya que es una situación administrativa irregular. Si es así, la aseguradora se hará cargo de las indemnizaciones de los terceros implicados aunque cabe la posibilidad de que te obligue a asumir ese desembolso.

Las cláusulas excluyentes de los seguros pueden haber previsto que un coche sin ITV en vigor pierda sus coberturas

Accidente sin responsabilidad

Si te ves envuelto en un incidente donde la responsabilidad es del otro conductor, recibiremos la correspondiente indemnización por los daños personales, materiales y patrimoniales independientemente de si nuestro coche tiene la ITV en vigor o no. Los problemas pueden llegar cuando los agentes levanten el atestado porque en ese proceso pueden comprobar la situación irregular de nuestro coche.

Si es así, recibiremos una multa cuya cuantía dependerá de si la inspección está caducada o del resultado de la misma (desfavorable o negativo). Si, además, optas por recurrir esta sanción haciendo uso de la defensa jurídica de tu seguro puede que la compañía se niegue a prestar el servicio: como decíamos antes, una ITV que no está en vigor es una es una situación administrativa irregular que puede figurar en las cláusulas excluyentes que dejan sin efecto las coberturas.

Podemos vivir otra situación: un accidente en el que el culpable es otro coche que no tiene la ITV en regla. Seríamos los terceros del primer caso del que os hemos hablado y, por lo tanto, la compañía de seguros del coche que ha provocado el incidente se hará cargo de nuestra indemnización, de las reparaciones pertinentes, etc.

Un accidente provocado por un fallo del coche

Si tu coche circula sin la ITV o sin haberla superado con éxito, sufre un fallo mecánico y éste desencadena un accidente, la aseguradora iniciará una investigación. Si en este proceso demuestra que la inspección no estaba en vigor y que, además, el fallo podría haberse evitado pasando la citada revisión, cabe la posibilidad de que se niegue a responsabilizarse de tus indemnizaciones y reparaciones.

No obstante, si tienes contratado un seguro a todo riesgo puede que los daños del vehículo sí estén cubiertos dependiendo de las condiciones del contrato. El resto de implicados sí recibirán las compensaciones necesarias aunque, de nuevo, la compañía de seguros podría reclamarte a ti el importe.

Las multas de la ITV

Hablábamos antes de las sanciones económicas a las que nos podemos enfrentar si la ITV de nuestro vehículo no está en vigor.

Si circulamos con la inspección caducada o tras recibir un resultado desfavorable, la cuantía será de 200 euros ya que es una infracción grave.

Si hacemos lo propio con un resultado negativo esa cifra crecerá hasta los 500 euros ya que en este caso estaríamos hablando de una infracción muy grave. En ninguno de los dos casos nos restarán puntos en el carnet. Y, por último, recuerda que no llevar la pegatina en la esquina derecha superior del parabrisas implica una multa de 80 euros.