CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Curiosidades

3 MIN

Por qué James May hizo lo que hizo en el último capítulo de ‘The Grand Tour’

Elena Sanz Bartolomé | 1 Oct 2022
James May The Grand Tour  01
James May The Grand Tour  01

El último capítulo de ‘The Grand Tour’, ‘A Scandi Flick’, se estrenó a mediados de este mes y ha sido todo un éxito: eso sí, si todavía no lo has visto te recomendamos que no sigas leyendo porque este artículo contiene spoilers sobre la aventura de Jeremy Clarkson, Richard Hammond y James May. En esta ocasión han puesto rumbo a Escandinavia en dos coches inspirados en los rallyes… y en un Audi RS4.

Jeremy Clarkson fue quien eligió el modelo alemán mientras que Richard Hammond se decantó por un Subaru Impreza WRX STI y James May se quedó con un Mitsubishi Lancer EVO VIII… que fue el que más sufrió. Tras el estreno del capítulo, se han vuelto a reunir para comentar lo ocurrido: una charla protagonizada por Hammond y May, que aseguran que Clarkson también está presente… aunque encerrado en el maletero del Audi RS4.

El túnel de la base naval

No sólo repasan los vehículos con los que recorren Escandinavia, también revelan el destino de sus respectivos coches y lo que ocurrió en la base naval de Olavsvern, cerca de Tromso (Noruega). Fue allí donde James May sufrió un grave accidente con el Mitsubishi Lancer EVO VIII. Eligieron un túnel oscuro (unas luces verdes se encendían sólo cuando detectaban movimiento y unas rojas marcaban el final) sin salida para hacer una prueba de aceleración en la que alcanzó 125 km/h.

James May no pudo detener el Evo a tiempo y chocó contra una pared: el impacto fue lateral, no de frente. Richard Hammond le pregunta qué estaba pasando por su mente en ese momento: “Simplemente pensé: voy a chocar contra la pared así que no debo golpear al cámara”. Y, como broma, añade: “Incluso pensé: tampoco debo golpear a Jeremy Clarkson… y esto es algo raro”.

Aunque ha minimizado la gravedad del accidente, se rompió una costilla y fue trasladado al hospital para, días después, reincorporarse a la grabación: “Los coches de rally se chocan todo el tiempo y luego continúan. Conseguí probar que el EVO puede soportar ese tipo de castigo y continuar. Tú (a Richard Hammond) no hiciste eso y Jeremy Clarkson tampoco así que vuestra prueba no es tan exhaustiva como la mía”.

El destino del Subaru Impreza WRX STI

Lo cierto es que el Mitsubishi Evo acabó el rodaje a duras penas. No sólo le falta una puerta, también todas las partes que componen el frontal y la cinta adhesiva del paso de rueda sugiere que es probable que también se pierda. Uno de los faldones laterales está más abajo de lo que debería y tanto a nivel mecánico como estructural también tiene serios daños

Si no hubiera tenido el accidente, James May confiesa que se lo habría quedado: incluso, tras la grabación, buscó una unidad para hacerse con ella. El que sí formará parte del garaje particular de Richard Hammond será el Subaru Impreza WRX STI, que llega a comparar con un Porsche Boxster: “Es un coche que estéticamente, quizás, no sea tan especial… pero cuando lo conduces, sí lo es”. La unidad, en concreto, es bastante rara porque es la versión V-Limited de 2003 y el protagonista de ‘The Grand Tour’ ya ha confesado que le extraerá la mayor potencia posible.