CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Toyota

4 MIN

¿Será SkyDrive, el coche volador financiado por Toyota, el encargado de inaugurar los JJOO?

Elena Sanz Bartolomé | 23 Jul 2021
Skydrive Toyota Juegos Olimpicos Tokio  01
Skydrive Toyota Juegos Olimpicos Tokio  01

Este viernes, a las 13:00 hora española, comenzará la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. No, ni nos hemos equivocado ni hemos viajado en el tiempo: la cita mantiene su año original de celebración a pesar del retraso vivido a causa de la pandemia del coronavirus. En ese momento se desvelará uno de los secretos mejor guardados: el encendido del pebetero. Son varias las hipótesis, pero una apunta a que SkyDrive, el coche volador financiado por Toyota, podría ser el encargado de marcar el inicio de los JJOO.

No es de extrañar si tenemos en cuenta que tanto la industria del automóvil como la de la robótica suponen los mayores ingresos del PIB nipón. Hace un par de años, la start-up Cartivator alumbró un coche volador llamado SkyDrive SD-03: mide 2,9 metros de largo y tiene forma de dron. De él se dijo que su primera misión sería la de inaugurar los Juegos Olímpicos de Tokio que, en un principio, se iban a celebrar en 2020.

Está compuesto por unos ocho motores eléctricos que accionan unas hélices colocadas en cuatro posiciones y su funcionamiento se basa en un sistema VTOL de despegue y aterrizaje vertical; en 2019 presumía de ser el más pequeño del mundo. Es capaz de volar a diez metros del suelo y alcanza velocidades de hasta 100 km/h… en el aire porque también puede convertirse en un coche ‘normal’ y circular a 60 km/h por el asfalto.

5
FOTOS
VER TODASVER TODAS

Financiado por Toyota

Su manejo sería lo suficientemente simple e intuitivo para que alguien que no es un piloto profesional pudiera controlarlo. Así fue en el primer vuelo que realizó en una de las pistas de pruebas de Toyota: durante cuatro minutos estuvo circulando por el aire bajo el control de un piloto y un sistema informático. Más allá de poder ser el colofón del acto de inauguración de los Juegos Olímpicos, Cartivator aspira a que el SkyDrive SD-03 se convierta en un coche compartido dentro de la nueva movilidad. ¿El problema? Cada unidad costaría unos 397.000 euros.

Este proyecto ha contado con el apoyo económico de Toyota, que donó 40 millones de yenes (308.200 euros, según el cambio actual) para financiarlo. Sin embargo, en los últimos días han surgido ciertas dudas en torno al papel que se le atribuye a SkyDrive SD-03 en los JJOO. La marca japonesa, patrocinador de la cita, no emitirá anuncios de televisión relacionados con la misma y Akio Toyoda (además de otros ejecutivos de la firma) no asistirán a la ceremonia de apertura. ¿La razón? La ausencia de espectadores y el rechazo de los japoneses a los Juegos Olímpicos.

Su papel en los Juegos Olímpicos

Efectivamente, los 68.000 asientos del Estadio Olímpico de Tokio estarán vacíos: sólo habrá un millar de invitados VIP y los periodistas encargados de cubrir la inauguración. Como siempre, el secretismo rodea a este evento aunque Marco Balich (un veterano productor ejecutivo de este acto y consejero del Comité Organizador de Tokio) ha desvelado que estará centrada “sólo en los atletas. Será una ceremonia de inauguración sobria, sin celebraciones y muy nipona, pero en consonancia con la realidad”.

Las dudas en torno al pebetero son varias. La primera se centra en su ubicación: el Estadio Olímpico de Tokio no cuenta con esta instalación y, según la organización, lo instalarán únicamente para la ceremonia de inauguración y de clausura aunque no han dicho dónde. Mientras duren los días de competición se trasladará al puerto de la ciudad.

La segunda es la identidad del encargado o encargada de encenderlo. El SkyDrive SD-03 se antoja como una de las posibilidades, aunque no es la única. Otros apuestan por alguien vinculado al desastre natural de Fukushima (2011) o una deportista. Sea como sea, el misterio se resolverá al final de la ceremonia cuando la llama se encienda: el fuego, para que no contamine, será prendido con hidrógeno producido en Namie, una de las zonas más afectadas por el citado accidente de la central nuclear de Fukushima y el tsunami.

Fuente: Cartivator