CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Mecánica

4 MIN

Nueva ley de recambios: comprar o vender piezas usadas por tu cuenta es ilegal

taller-coche-mecanico-0417-01

Sí, como lo oyes, la aprobación del Real Decreto 20/2017 concerniente al tratamiento de vehículos después de su vida útil pone patas arriba una de las actividades más comunes entre los propietarios de vehículos y amantes del motor. Con la entrada en vigor de esta nueva ley se prohíbe la compra y la venta de piezas y recambios usados entre particulares y/o talleres a no ser que el vehículo donante provenga de un CAT, lo que supone un duro varapalo para todos aquellos que aprovechan internet u otras plataformas para sacar provecho a su coche fallecido o pretenden conseguir recambios a un precio más asequible.

Vender o comprar piezas usadas de tu coche o moto en internet es completamente ilegal con la ley en la mano

La reciente revisión del marco que regula el tratamiento y descontaminación de vehículos se ha mostrado tajante al conferir todos los poderes de tratamiento, descontaminación y gestiones de compraventa a los centros autorizados para el tratamiento o CAT en sus siglas. Estos centros son los únicos que a día de hoy pueden extraer piezas usadas de un vehículo y proceder a su posterior venta, siempre y cuando antes se haya formalizado la baja correspondiente del vehículo en la Dirección General de Tráfico. La figura del CAT cobra entonces un especial protagonismo al ser la única figura que puede extraer beneficio en materia de piezas usadas.

La nueva ley pretende perseguir además toda actividad relacionada con la compraventa de piezas y recambios usados, lo que implica todo tipo de escenarios y plataformas que no contemplen la figura del CAT. Incluso si a la hora de entregar un vehículo a un CAT para su reciclado, éste detecta la manipulación del mismo para extraer piezas, el CAT deberá informar a las autoridades oportunas para proceder a sancionar la posible venta de piezas usadas a título particular. Esto también será aplicable a talleres de los que se sospeche sobre el posible uso de piezas usadas o de la entrega de vehículos manipulados.

La nueva ley de recambios pretende asegurar la garantía sobre el producto y su cumplimiento en materia de seguridad y medioambiente

Desde el año 2000 la Unión Europea regula la gestión de residuos generados por el reciclado de automóviles, regulación a la que se ha sumado España desde sus inicios y que ahora con la nueva "Ley de recambios" va un paso más allá. El trasfondo de la nueva normativa pretende regular la compraventa de este tipo de piezas usadas en pos de ofrecer garantías a los usuarios, algo que ciertamente no existía en estos momentos dado que el grueso de las transacciones de este tipo se hacían entre particulares y sin garantía real sobre el correcto funcionamiento o el cumplimiento de los mínimos requisitos en materia de medioambiente y seguridad.

A nivel de inspección técnica (ITV) se endurecerá la vigilancia sobre el uso de piezas usadas que no provengan de CAT, algo que ya era de obligado cumplimiento antes de la entrada en vigor del nuevo Real Decreto todo sea dicho. Sin embargo, la problemática a la que se enfrenta esta nueva "Ley de recambios" y todos los organismos que persigan su cumplimiento, está en la dimensión de este sector de compraventa de piezas usadas fuera de los CAT. El endurecimiento de la vigilancia y las sanciones disuadirán a una parte de los que sacan provecho de este tipo de "negocios", sin embargo hablamos de una práctica muy extendida y con gran presencia en multitud de plataformas que no hará que sea fácil o rápido el cumplimiento de la nueva ley.

Fuente: BOE

En Diariomotor: