La verdad sobre el primer límite de velocidad a 10 km/h en España

David Villarreal  |  @davidvillarreal  | 
Pontevedra Limite 10 Kmh

En los últimos días conocíamos una de esas noticias que, cuanto menos, resulta sorprendente. Ya os hemos hablado de cómo la DGT introducirá límites a 30 km/h en ciudad y de cómo esta medida, a priori sorprendente, no lo es tanto si tenemos en cuenta el tipo de calles en el que se limitará la velocidad a 30 km/h, calles de un único carril y, por lo tanto, un único sentido de la marcha. La historia que os traemos estos días es muy parecida, por eso merece la pena que hablemos sobre la verdad tras el primer límite de velocidad a 10 km/h en España.

El primer límite de velocidad a 10 km/h

10 km/h es una velocidad extraordinariamente baja para un vehículo de motor. Una velocidad que un corredor o un ciclista puede superar, con relativa facilidad, y que incluso resulta difícil no rebasar en un automóvil.

Pontevedra estrenaba en octubre sus límites de velocidad a 10 km/h, en una iniciativa que se inscribe en un objetivo muy concreto, mejorar la seguridad en algunas de sus calles y primar el confort del peatón, en áreas en las que conviven peatones y automóviles. Las calles limitadas a 10 km/h están situadas en una zona muy concreta, en el casco histórico de la ciudad, y hasta ahora gozaban de límites de velocidad de 20 km/h.

El límite de 10 km/h en algunas calles de Pontevedra puede parecer excesivo, pero sí se antoja necesario para el peatón, en vías en las que conviven con los automóviles, y para evitar medidas más drásticas como la peatonalización

En el caso de Pontevedra, los límites de velocidad de 10 km/h únicamente se han aplicado en calles de plataforma única, sin aceras, en vías en las que conviven peatones y automóviles. Según el ayuntamiento, su objetivo pasa "no solo por aumentar la seguridad en la calle, sino también la sensación de seguridad".

En realidad estamos ante una medida que, sin duda, va dirigida a mejorar la seguridad del peatón. Y una solución que también se ha tomado para evitar medidas más drásticas, como podría ser la de peatonalizar las calles. De hecho, lo habitual en cascos históricos como el de Pontevedra es precisamente eso, optar por la vía de la peatonalización o restringir el tráfico a residentes, para facilitar el acceso a sus garajes.

Ver todos los comentarios 2
  • Jose

    ... o cuando la estupidez humana no tiene limite...... por cierto, ¿ por que no a 5 km/h ? o a 1 km/h ?

  • Carlos

    Me parece que el autor del artículo no sabe de qué habla, ya que en Pontevedra las calles de los 10 Kms hora YA SON PEATONALES, los propios carteles de las fotos lo indican, solo pueden entrar residentes con garaje (casi nadie en ese casco antiguo) y repartidores.
    Además en esas calles no hay un atropello de un peatón desde que se peatonalizaron, la medida es innecesaria y totalmente propagandística.
    Lo único que se consigue con ese 10kms hora es que estés más pendiente del velocímetro que de los peatones. Es curioso ver los coches a 10 kms hora y los patinetes y bicicletas a 20 o 25.