Madrid Central será replanteada, ¿pero realmente desaparecerá?

Sergio Álvarez  |  @sergioalvarez88  | 
Madrid Central Logo 1440

Como seguro que sabéis a estas alturas, Madrid tiene un nuevo alcalde. Martínez-Almeida es el nuevo alcalde de Madrid, un alcalde del PP, que ha logrado dirigir la capital de España gracias al apoyo de Ciudadanos y Vox, pese a haber sido Más Madrid la fuerza más votada en las elecciones municipales. La campaña de Almeida giró fuertemente en torno a las rebajas fiscales a los madrileños y al desmantelamiento de Madrid Central. Nada más tomar posesión, Almeida ha anunciado que Madrid Central será replanteada, y que a partir del 1 de julio, se dejará de multar por acceder de forma indebida a esta zona de bajas emisiones.

Este 1 de julio es realmente cuando empieza una moratoria indefinida al proyecto estrella de Manuela Carmena, que ha causado gran polémica entre los madrileños - con tantos defensores como detractores del mismo. Como sabéis, Madrid Central es una gran zona de bajas emisiones, en las que solo se puede entrar libremente si tu coche tiene etiqueta ECO o CERO, mientras que solo los residentes pueden acceder libremente. En un futuro, solo podrían acceder a Madrid Central si sus coches tuvieran etiquetado medioambiental de la DGT. El objetivo de Madrid Central era mejorar la calidad del aire de los habitantes de esta zona central.

Madrid Central será fraccionada y transformada en varias áreas APR (Áreas de Prioridad Residenciales), como las ya existentes en Embajadores o Barrio de Las Letras.

Subaru Outback Madrid 0319 011

Una zona central en la que se ha registrado un descenso considerable del tráfico rodado, con efectos aún poco palpables con respecto a las emisiones - apenas lleva dos meses en pleno funcionamiento. Para evitar el acceso no debido a Madrid Central, se instalaron cámaras de control fotográfico que multaban con 90 euros a todos aquellos que accedieran sin autorización previa o lo hicieran de forma indebida. Almeida afirma que "Madrid Central ha fracasado", y por ello, será reconvertida, o replanteada. No abolida o desmantelada, como reclama la ultraderecha que ha apoyado su investidura.

De hecho, la fórmula planteada por Almeida es realmente una reconversión de Madrid Central en una APR (Área de Prioridad Residencial), más en línea con la postura de campaña de Ciudadanos. ¿Qué significa todo esto? Que toda la infraestructura de Madrid Central no se desmantelará, y los no residentes seguirán sin poder acceder libremente a la zona más central de Madrid. No obstante, si se prevé que se pueda volver a circular libremente por ejes de tráfico como Gran Vía. Además Almeida reducirá a 50 euros las multas por acceder indebidamente a las APR, actualmente de 90 euros de importe.

 title=

Es posible que se revierta la obligatoriedad de llevar visible el distintivo ambiental de la DGT en los coches con derecho a este.

En su campaña, Almeida prometía que las multas bajarían a 25 euros por pago anticipado, y que si en dos años no tienes multas, la primera multa por acceder indebidamente a una APR será condonada. Sea como fuere, y valoraciones personales aparte, la realidad es que poco cambiará en la zona antes llamada Madrid Central, a excepción de los atascos en algunos de sus ejes. Ahora bien, la última palabra no la tendrá Almeida, sino la Comisión Europea: un expediente de infracción por altas emisiones fue paralizado gracias a la implantación de Madrid Central.

Fuente: Motorpasión
En Diariomotor:

Lee a continuación: Amsterdam prohibirá en 2030 la circulación de coches de combustión interna

Ver todos los comentarios 0