comscore
MENÚ
Diariomotor

3 MIN

Madrid Central vuelve a multar, por orden judicial

Madrid Central Logo 1440

Las restricciones al tráfico de Madrid Central siguen siendo noticia y, lo que está sucediendo en la capital española es, sin lugar a dudas, un preludio de la situación que tendrán que afrontar muchas ciudades españolas. El juzgado de instrucción 24 de Madrid acaba de paralizar la suspensión de multas en Madrid Central. La decisión de paralizar las sanciones de Madrid Central, que había sido tomada recientemente por la nueva alcaldía de Madrid, con José Luis Martínez-Almeida, ha sido revocada, por una cautelar por orden judicial, que atiende los recursos presentados por Ecologistas en Acción, Greenpeace, y la recientemente formada Plataforma en Defensa de Madrid Central.

Madrid Central vuelve a multar

La paralización de las sanciones de Madrid Central que, junto con la suspensión de este plan de restricciones permanentes al tráfico en el centro de la ciudad, figuraban en el programa electoral del Partido Popular, que ahora administra el consistorio madrileño, causó especial controversia estos días.

Grupos ecologistas, como Ecologistas en Acción y Greenpeace, se opusieron a esta medida, a una moratoria que paralizó las multas durante esta semana a la espera de un nuevo plan, que según el equipo de Almeida se planificaría para entrar en vigor tras el verano. Estos días también se han producido diferentes movilizaciones y se ha formado la Plataforma en Defensa de Madrid Central que, además de oponerse a la moratoria que paralizaba las multas, reclamaba mantener las restricciones al tráfico actuales.

Lo que está sucediendo en Madrid, y más tras haber entrado en el ámbito judicial, supone un anticipo de lo que podría suceder en otras muchas ciudades españolas, que también podrían verse obligadas a diseñar sus propios planes de restricción al tráfico

Madrid, el preludio del resto de ciudades españolas

A pesar de que el caso que nos ocupa solo afecta a la capital española, es evidente que los acontecimientos que se están produciendo en Madrid son un anticipo de la situación que podrían afrontar otras muchas ciudades. Recordemos que las restricciones de Madrid Central se diseñaron, entre otras cosas, a petición de la Unión Europea, y ante la amenaza de importantes sanciones por incumplir sistemáticamente los compromisos de mantener los niveles de contaminantes en el aire por debajo de los umbrales establecidos. Recordemos también que Madrid no es la única ciudad en la que se están superando los umbrales estipulados por la Unión Europea y que, a nivel nacional, el Gobierno ya planteó la posibilidad de instar a restringir el tráfico permanentemente en todos los municipios con más de 50.000 habitantes.

El recurso que ha sido atendido por los juzgados madrileños, precisamente, argumentaba la necesidad de revocar la paralización de las multas, primero, por haber sido la razón que llevó a la Comisión Europea a paralizar las sanciones contra España. Y segundo, por el hecho de que Madrid Central hubiera mejorado los indicadores de contaminación ambiental en las estaciones de medición de calidad del aire. A juzgar por la noticia de hoy, esos mismos argumentos han sido atendidos por los juzgados madrileños para revocar la suspensión de las multas de Madrid Central.

Al entrar en el plano judicial, las restricciones al tráfico en Madrid y otras ciudades españolas pueden entrar en un nuevo terreno. El mismo terreno que en Alemania ha propiciado que muchas ciudades se vean obligadas a restringir al tráfico por orden judicial, después de que los primeros litigios fallaran a favor de asociaciones ecologistas y "partidos verdes", considerando que "el derecho a la salud de los ciudadanos primaba sobre el derecho a la libertad de movimiento de los conductores".