CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Motos

7 MIN

Los 5 maxiscooters más deportivos aptos para el carnet A2

Pablo López-Chaves | 17 Ene 2021
Moto Yamaha Tmax 560 1
Moto Yamaha Tmax 560 1

Hay muchos modos de moverse en scooter por la ciudad. Unos buscan motos baratas, compactas y sencillas que conducir con el carnet de coche. Otros, motos prácticas para cargar bolsas o salir a la autovía. Y otros, sencillamente sensaciones fuertes sin renunciar al estilo y la usabilidad en el día a día. Si eres de estos últimos y posees al menos el permiso A2, atento a este repaso de los 5 maxiscooters más deportivos del mercado actual.

En esta selección hemos primado aquellas scooters de vocación urbana y deportiva comercializados a inicios de enero de 2021 que presenten algunas características en común. El primero y esencial, todos tienen un motor bicilíndrico que los distingue del resto de opciones, no solo por su potencia sino sobre todo por su suavidad y elasticidad frente a los de un solo cilindro, quizá más sencillos, ligeros y aptos para scooters de menor cilindrada por su contundencia, pero más toscos que los modelos escogidos aquí.

En segundo lugar, casi todos tienen un chasis tipo motocicleta, normalmente de doble cuna en aluminio o tipo diamante en acero, en cuyo interior se integra el bloque motor a diferencia de los scooters convencionales, que integran parte del mismo en el basculante trasero. A pesar de renunciar en parte a la capacidad de carga, estas escogidas gozan de un aplomo y comportamiento muy similar al de sus homólogas "de marchas".

Con ruedas de 15", un peso por encima de los 200kg y una altura asequible al suelo, estos maxiscooters tratan de ser una opción a medio camino entre uso urbano y prestaciones si se trata de divertirse

El maxiscooter deportivo más barato: SYM Maxsym Tl 500

Comenzamos por una de las recién llegadas y la más barata con mucho de este top. La firma taiwanesa SYM presentó en junio de 2020 una maxiscooter de aspiración deportiva en construcción y estética, que comparte con la mayoría de sus oponentes un chasis de doble cuna, horquilla invertida, pinzas radiales de freno y un generoso hueco bajo el asiento.

Es quizá la más modesta en cuanto a prestaciones (su suave bicilíndrico se queda en 41CV a 6750rpm) y algunos de sus componentes (como la vistosa pero poco nítida pantalla TFT) podrían ser un poco más refinados. Tampoco dispone de ayudas electrónicas más allá del ABS obligatorio. No obstante, su contenido peso (con 211kg es la más "ligera" de esta lista) y sobre todo su precio (7499€) pueden convencerte para probar con una moto más que decente que cumple con solvencia.

6
FOTOS
VER TODASVER TODAS
La SYM Maxsym TL 500 cuesta entre 3000€ y 5000€ menos que el resto de competidoras. ¿Realmente hace falta gastarse más para disfrutar de una maxiscooter capaz de casi todo?

La mejor opción calidad-precio: Kymco AK550

El buque insignia de Kymco, diseñado claramente para ponérselo duro a la todopoderosa Yamaha TMAX, ha ido haciéndose cada vez más frecuente en nuestras calles. Si cabe definir de algún modo su papel en esta comparativa es el de ser la moto más completa al precio más contenido.

Con un motor bicilíndrico en paralelo con cigüeñal calado a 270º, la Kymco rinde 53,7 meritorios CV haciendo gala del tacto tan característico de este tipo de configuraciones. Apunta alto con detalles como las pinzas monoblock de anclaje radial firmadas por Brembo o la estética agresiva que recuerda a los años más macarras de la TMAX, añadiendo además componentes de serie muy útiles como la pantalla TFT, la llave inteligente, dos modos de conducción, el indicador de presión de neumáticos o los puños calefactables. Otros aspectos, como la APP Noodoe con la que conectar el teléfono o personalizar la pantalla necesitan de una vuelta de tuerca para redondear un maxiscooter que, por 10249€, puede ser una alternativa calidad-precio muy válida si se busca look deportivo y buenas prestaciones.

Un maxiscooter polivalente con un toque diferente: Honda Forza 750

Presentada este pasado otoño, la Honda Forza 750 supone la evolución natural de la peculiar Integra con la que la marca japonesa ha marcado siempre el paso en el mundo maxiscooter con una perspectiva muy especial.

Lo más destacable de su motor no es su generosa potencia (58,2CV a 6750rpm) o su marcado par (69Nm a solo 4750rpm), sino el carácter híbrido del DCT, que permite conducir en distintos modos automáticos u operarla casi como si fuera una moto de marchas convencional. Se abre así un camino lleno de posibilidades, en el que se hace protagonista la suavidad y refinamiento de un sistema con el que los de Honda han sabido demostrar su potencial innovador.

Esta moto ha salido reforzada con una ambiciosa horquilla invertida y la incorporación del doble freno de disco delantero con pinzas de anclaje radial, además de una buena batería de ayudas electrónicas y una gloriosa pantalla TFT a todo color. Mantiene no obstante un peso muy considerable (235kg), que se llevan bien si uno sabe hacerse con su bajo centro de gravedad. Por 11350€ como precio de partida, es sin duda la alternativa más polivalente de todo este elenco.

La Honda Forza 750 ha supuesto una vuelta de tuerca a una de las motos más interesantes de este segmento, potenciando sus prestaciones y arsenal tecnológico

Pidiendo a gritos la renovación: BMW C650 Sport

A pesar de algunas diferencias sustanciales, no queríamos dejar de contemplar la alternativa de BMW en el segmento de los maxiscooter con pretensiones deportivas. Con el motor más potente de toda la lista (60CV),cosa distinta es que la configuración de su embrague y transmisión, propia de scooters convencionales y por tanto más brusca, esté a la altura en comportamiento frente al resto de las competidoras en la parte alta de la tabla.

Y es que esta moto alemana es la única que aun incorpora un tablero analógico con pantalla LCD en lugar de TFT, no tiene ópticas full-Led ni tampoco se beneficia de una llave inteligente. A pesar de tener el sello de la prestigiosa BMW y un extenso catálogo de opciones, por 11950€ y con nada menos que 249kg de peso, la C650 Sport va pidiendo una revisión en profundidad si quiere enfrentarse con mayor solvencia a sus oponentes.

El maxiscooter deportivo por excelencia: Yamaha TMAX 560

Si hay un modelo que puede jactarse de haber inaugurado toda un segmento y liderarlo desde entonces en el mundo de los scooters, ése el superventas de Yamaha. Renovado en motorización, tecnología y toques estéticos, la japonesa es sin duda el espejo en el que se miran de reojo el resto de competidoras.

La puedes amar u odiar, pero está claro que la TMAX es el punto de referencia para todos aquellos que debaten si una moto así puede equipararse a sus primas "de marchas"

No extraña al ver sus cifras: un motor redondo y pensado para sacar toda la virtud posible al carnet A2 con 47CV y nada menos que 55,7Nm de par a 5250rpm, un chasis Deltabox que hace gala de un aplomo y agilidad sorprendentes, una horquilla invertida y unos frenos solventes y una estética moderna que acaso no tenga el carácter tan deportivo como el de alguna de las versiones anteriores, pero se destaca por su presencia.

Le acompañan una batería enormemente completa de gadgets y ayudas electrónicas, empacados en unos moderados 218kg. Eso sí, llevarse a casa el emblema de las maxiscooters deportivas no te costará barato: 12499€ de partida para una moto enormemente apreciada en el mercado.

Así que ya sabes, si quieres moverte por la ciudad con todo comfort y sentir adrenalina al tomar curvas una carretera revirada, no dejes de probar estas 5 maxiscooters deportivas. ¿Con cuál te quedarías?