CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Varios

4 MIN

Multas falsas en el parabrisas: cómo reconocer la última estafa para no perder tus datos personales y hasta 100 euros

Elena Sanz Bartolomé | 12 Dic 2022
Multa Falsa  01
Multa Falsa  01

Un papel en el parabrisas del coche significa, habitualmente, una multa por una infracción cometida. Esta práctica es la que ha utilizado la presunta estafa que se está viviendo en Madrid estos días: casi un centenar de conductores se han encontrado en sus vehículos una fotocopia que simula ser una sanción de tráfico. Así puedes reconocerlas para no perder 100 euros y evitar que te roben datos personales.

¿Dónde?

Inma Sanz, delegada municipal de Seguridad y Emergencias y portavoz del Ayuntamiento de Madrid, ha explicado que, por el momento, las multas falsas sólo se han encontrado en el distrito de Carabanchel. Allí han registrado hasta ochenta ejemplares de estas falsificaciones.

¿Cómo son las multas falsas?

Su aspecto es semejante al de los boletines que emiten las autoridades cuando un vehículo está aparcado incorrectamente. La falsa sanción muestra, en el encabezamiento, un logotipo del Ayuntamiento y, a continuación, aparecen los siguientes datos: la clave de la infracción, el hecho denunciado, el precepto infringido, cuantía de la sanción (100 euros), el importe con la reducción por pronto pago (50 euros), un código QR y una referencia.

Lo cierto es que, consultando la página web del Ayuntamiento de Madrid, la clave de infracción (157), el hecho denunciado (“Estacionar sobre o junto a refugio, isleta, mediana de protección o elementos canalizadores del tráfico”) y el precepto infringido (62) de la Ordenanza de Circulación son reales.

A diferencia de la estafa de las multas de la DGT que llegan por correo electrónico, en esta ocasión no le piden al conductor que pague una sanción pendiente: sólo muestran un código QR, que, como veremos ahora, es la clave de todo. Tampoco muestran errores gramaticales, ortográficos y los términos que utilizan son los habituales en este tipo de comunicaciones… pero con diferencias.

¿Cómo identificar una multa falsa?

Cómo decíamos, la clave está en el código QR, pero hay más indicios que nos pueden ayudar a identificar como falsa la multa que nos hayamos encontrado en el parabrisas de nuestro coche.

  • El Ayuntamiento de Madrid advierte de que ningún boletín de denuncia de la Policía Municipal, los Agentes de Movilidad o los controladores del Servicio de Estacionamiento Regulado (SER) incorpora códigos QR. Tanto es así que, cuando se escanea, aparece la web de pago de sanciones del consistorio local, pero el conductor no puede realizar el abono.
  • La siguiente diferencia con las multas reales es que, en estas, se incluyen otros apartados más detallados que los que se muestran en la falsa sanción.
  • La tercera pista para saber que no es un boletín real está en la parte de atrás: está en blanco.
  • Y la cuarta la encontramos en la forma de comunicar este tipo de notificaciones: cualquier sanción impuesta por los agentes de la autoridad se envía por correo certificado o a través de la Dirección Electrónica Vial.

Robar información personal

Aunque parezca una multa, aparentemente, inofensiva, el Ayuntamiento de Madrid advierte que, en ningún caso, se debe escanear dicho QR para preservar la seguridad de los ciudadanos que se encuentren la fotocopia en su vehículo.

Todo apunta a que haciéndolo podrían facilitar información privada a quienes estén detrás de la presunta estafa. Lo que sí parece descartado es la instalación de un programa de Malware o software malicioso para acceder a sus datos personales, bancarios, contraseñas… como sí ocurre con el enlace malicioso que sí figura en las multas falsas de la DGT.