CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor

6 MIN

La nueva luz V-16, que la DGT hará obligatoria, permitirá localizar tu coche, ¿cómo funciona?

David Villarreal | @davidvillarreal | 13 Sept 2021
Luz V 16 Dgt Emergencia Techo
Luz V 16 Dgt Emergencia Techo

La Dirección General de Tráfico ha comenzado el proceso de remplazo de los elementos de preseñalización de peligro que utilizábamos hasta ahora, los tradicionales triángulos, por un elemento que se antoja más seguro, por no requerir que nos bajemos de nuestro vehículo si sufrimos una avería, la luz V-16. Somos muchos los conductores que ya disponemos de una luz V-16 en la guantera. Ahora bien, ¿cómo funciona el sistema de localización de la nueva luz V-16?

La nueva luz V-16 de la DGT

Desde el 1 de julio de 2021, la luz V-16 puede emplearse en sustitución de los triángulos de preseñalización de peligro. Su funcionamiento es sencillo. Con un precio que habitualmente se sitúa entre los 10€ y los 20€, la luz V-16 se coloca sin bajarnos de nuestro coche en el techo, adhiriéndose gracias a su base magnética, y su iluminación se activa pulsando el botón de encendido.

Pero la luz V-16 que actualmente está disponible en muchos comercios tiene fecha de caducidad. En 2026 será obligatorio utilizar una luz V-16 más sofisticada, con sistema GPS y localizador. Las primeras luces V-16 con sistema de geolocalización comenzarán a comercializarse a finales de año y, como os decíamos, no serán obligatorias hasta 2026. Hasta entonces podremos seguir utilizando los triángulos de preseñalización de peligro, como hasta ahora, o la luz V-16 sin localización.

Las luces V-16 que se comercializan actualmente quedarán obsoletas en 2026, para entonces será obligatorio utilizar una luz V-16 con localizador y comunicador
La luz V-16 de la DGT está pensada para llevarla en la guantera, o en cualquier receptáculo accesible por el conductor en caso de emergencia

El sistema de localización de la luz V-16 de la DGT

La nueva luz V-16, evidentemente, será más cara. Dispondrá de un sistema GPS, que es capaz de determinar la localización del vehículo con exactitud, y un comunicador, que permitirá enviar una señal de activación y la posición del vehículo a los servidores dispuestos por la DGT en la nube. El coste de los servicios de comunicación, basados en las redes de telefonía, deberán estar incluidos en el precio de la propia luz V-16. La luz V-16 con geoposicionamiento será más cara, pero el conductor no tendrá que pagar una tarifa mensual por utilizarla.

A pesar de que disponga de sistema de geoposicionamiento y comunicación, ni el usuario, ni la DGT, podrán identificar la posición de un vehículo equipado con una luz V-16 a su antojo. El único momento en el que la luz V-16 transmitirá la posición a la DGT será aquel en el que sea activada. Al activarse, la luz V-16 enviará la posición en que fue activada a la DGT. Tras esa primera activación, la luz V-16 seguirá enviando la señal de activación y la posición exacta en la que fue activada cada 100 segundos. Cuando se desactive, la luz V-16 de la DGT dejará de enviar nuestra posición.

Eso quiere decir que los servidores de la DGT registrarán inmediatamente la posición de cualquier vehículo accidentado o averiado, siempre y cuando su conductor utilice la nueva luz V-16 con geoposicionamiento y comunicación y la active al quedar su vehículo detenido en la vía.

La nueva luz V-16 de la DGT únicamente comunicará su posición cuando sea activada, y lo hará anónimamente, puesto que no está asociada a ningún vehículo o conductor
Algunas señales V-16 se comercializan junto con otros accesorios

¿Por qué quiere la DGT conocer tu posición?

Aunque a priori no pueda parecerlo, la comunicación de la posición que la V-16 de la DGT hará es una de las funciones más valiosas para mejorar la seguridad de las carreteras. Al conocer inmediatamente la posición de un vehículo detenido en la vía la DGT podrá acelerar las maniobras de auxilio y rescate del vehículo. La atención inmediata de un vehículo detenido en la vía, ya sea rescatando el vehículo con la atención de una grúa, enviando una patrulla para regular el tráfico, o incluso servicios de emergencia para rescatar y atender a posibles heridos, es crucial.

Pero eso no es todo. Los sistemas en la nube de la DGT registrarán las incidencias, y las gestionarán en una base de datos accesible mediante una interfaz de programación, una API, pública.

De esta forma, cualquier vehículo conectado, o aplicaciones móviles como Waze, o Google Maps, podrán conocer de inmediato la posición de los vehículos que están detenidos en la vía y comunicársela al conductor. De hecho, la DGT también ha regulado una señalización específica, el triángulo virtual V-27, que se mostrará en la instrumentación del vehículo, o en la pantalla del sistema de infoentretenimiento, para avisar de una situación de peligro a los conductores.

La posición de los vehículos que activan la señal V-16 se registrará en los servidores de la DGT en la nube, y será accesible mediante una API pública
La DGT ha creado el triángulo virtual V-27, la señal que verán los conductores de coches conectados en la posición en la que ha sido activada una luz V-16

¿Y qué hay de la privacidad?

Llegados a este punto, es razonable hablar de privacidad y de cómo la DGT gestionará los datos. Como ya os hemos contado, las luces V-16 de la DGT disponibles en estos momentos no emplean sistema de comunicación, ni tampoco de localización. Esta función solo estará disponible en las nuevas luces V-16 que comenzarán a venderse a finales de año, que serán más caras, y también obligatorias en 2026. Por otro lado, la luz V-16 de la DGT con localización únicamente compartirá su posición al ser activada.

Por otro lado, las luces V-16 de la DGT son anónimas y no están identificadas de ninguna forma, ni tampoco disponen información del vehículo o del conductor. Eso quiere decir que la señal de activación y la posición de una luz V-16 que recibirán los servidores de la DGT no harán referencia al vehículo o al conductor. Para la DGT, y las aplicaciones que utilicen su API, será un vehículo anónimo detenido en la vía.

En el futuro se espera que la DGT extienda la gestión de datos en la nube con más información, que será enviada inmediatamente para registrar incidencias en la vía por vehículos conectados. Ya hemos visto cómo algunas marcas, como Volvo, proponían sistemas que son capaces de identificar riesgos en la carretera, incluso tramos en los que la adherencia del asfalto se ha visto reducida por la meteorología, para avisar a otros conductores.