CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Movilidad

5 MIN

Operación Retorno: 5+1 consejos para evitar que los niños la hagan (aún) más complicada

Elena Sanz Bartolomé | 27 Ago 2021
Consejos Viajar Ninos  01
Consejos Viajar Ninos  01

Canta Vetusta Morla en su canción ‘Tour de Francia’ un par de frases perfectas para ilustrar los días en los que nos encontramos: “Agosto llega al fin, septiembre ya está aquí”. Algo difícil de digerir porque para muchos significa que las vacaciones terminan y llega el momento de regresar a la rutina… Operación Retorno mediante. Un desplazamiento difícil de por sí debido a la congestión de tráfico y que puede ser (aún) más complicado si no planeamos cómo movernos con los más pequeños de la casa. Por ello, aquí van 5+1 consejos para viajar con niños.

En el calendario de la Dirección General de Tráfico, la Operación Retorno abarca desde el viernes 27 de agosto (15:00 horas) hasta el domingo 29 de agosto (0:00 horas). Un fin de semana en el que están previstos 4.750.000 viajes por carretera… a los que hay que sumar los desplazamientos de aquellos que han aprovechado el fin de semana para hacer una pequeña escapada.

Cuidado con el viernes 27 y el sábado 28

Sí, es fundamental asumir que la intensidad del tráfico va a ser más alta de lo habitual. La DGT ha hecho especial hincapié en dos momentos: el viernes entre las 16 y las 22 horas y el sábado por la mañana (entre las 9 y las 13 horas). Y, de paso, ha aprovechado para pedir a los conductores que extremen las precauciones al volante porque habrá retenciones en las salidas de las grandes ciudades y en las mayores vías de comunicación de acceso a zonas turísticas y de descanso.

El viaje será, por lo tanto, más largo de lo normal y puede convertirse en un desplazamiento eterno si no lo preparamos correctamente. Y en estos planes están incluidos los más pequeños de la casa: viajar con niños es todo un reto. Con el objetivo de ayudar a madres y padres, la Dirección General de Tráfico lanza cinco consejos para hacer más sencilla la vuelta tras las vacaciones y nosotros añadimos, además, una advertencia.

1. Sistema de Retención Infantil

Tal y como establece la normativa, los más pequeños de la casa deben viajar en su correspondiente Sistema de Retención Infantil (SRI) hasta que midan, como mínimo, 1,35 metros. La DGT, incluso, recomienda usarlo hasta que superen los 150 centímetros. Cabe recordar que su uso reduce en un 75% el peligro de muerte y en un 95% el riesgo de lesiones. La multa por no llevar un SRI (o no usarlo correctamente) es de cuatro puntos y 200 euros.

2. Una temperatura adecuada

Lo cierto es que este consejo es válido para cualquier desplazamiento que hagamos a lo largo del año, tanto con los más pequeños de la casa como sin ellos. La temperatura más aconsejable debe oscilar entre los 21 y 23 grados para evitar ambientes excesivamente fríos o calurosos.

No olvides colocar correctamente los aireadores para que el flujo no les llegue directamente y vestirlos con ropa de algodón, transpirable y holgada. No está de más llevar prendas de repuesto en el habitáculo por si algún mareo tiene consecuencias.

3. Comida y bebida

Si los niños van a comer antes del viaje o durante el mismo, es importante quelos alimentos sean ligeros y los tomen en pequeñas cantidades; de esta manera, evitaremos problemas digestivos y posibles mareos. A la hora de hidratarlos, sobre todo en verano, lo más recomendable es darles agua con frecuencia y olvidarnos de las bebidas azucaradas y carbonatadas.

4. Más paradas

Cuando viajamos, la DGT aconseja realizar una parada cada dos horas de viaje, pero si hay niños presentes estos descansos tendrán que ser más frecuentes: cada hora y media para conseguir que el viaje sea más relajado. Unas pausas que, además, podemos aprovechar para dar un masaje a los bebés con el objetivo de evitar la asfixia postural.

5. Actividades, juguetes, libros…

Un aspecto clave es el entretenimiento de los más pequeños porque es la fórmula mágica para que su viaje sea lo más ameno posible. Por ello, es aconsejable preparar actividades y canciones que, eso sí, no distraigan a la persona que va al volante. Al mismo tiempo podemos añadir pequeños juguetes e, incluso, libros si los niños no se marean; algo aplicable, también a las tablets.

6. No los dejes solos en el coche

Por último, no olvides explicar a los más pequeños que las vacaciones no se reducen al destino elegido: el viaje también forma parte de ellas. Y es aquí donde lanzamos una advertencia: nunca hay que dejarles solos en el interior del vehículo. En verano, el habitáculo sólo necesita media hora para alcanzar el doble de la temperatura que hay en el exterior incluso con las ventanillas abiertas.