Paco Costas, el pionero de la seguridad vial en la televisión española, ha fallecido

 |  @davidvillarreal  | 

Hubo un tiempo en que las carreteras se cobraban la vida de miles de personas cada año, en que los fallecidos en carretera eran cuatro veces los que ahora, cuando el parque automovilístico es tres veces superior. Un tiempo en que los coches no empleaban cinturones de seguridad, ni ayudas a la conducción de ningún tipo. Un tiempo en el que ciertas habilidades en el conductor no solo eran recomendables, sino necesarias, e imprescindibles, para evitar tragedias como las que durante décadas han roto tantas familias en España. Fue entonces cuando Paco Costas, bajo la dirección de Fernando Navarrete, y con la colaboración de Alain Petit, lanzó La Segunda Oportunidad, un referente de los programas de televisión de motor en España y, sobre todo, de la seguridad vial. Hoy es un día triste. Paco Costas ha fallecido.

Ayer mismo conocíamos el fallecimiento de Paco Costas, a los 86 años, después de luchar contra una grave enfermedad. Javier Costas, nieto del periodista, y colega nuestro, comunicaba en Twitter su fallecimiento. Las muestras de cariño y condolencias que surgieron a partir de ese momento en las redes sociales dan solo una pequeña visión de hasta qué punto Paco Costas fue un referente, y el pionero de la seguridad vial en televisión, en un tiempo en que las televisiones en España apenas sintonizaban un par de canales.

Paco Costas y La Segunda Oportunidad

Aquellas situaciones de peligro, aquellos terribles accidentes de coche, tras los cuales se reconstruía la escena y el gran Paco Costas analizaba cómo se podrían haber evitado, seguirán presentes en la retina de toda una generación de conductores. Incluso para los de mi generación, que aún no habíamos nacido a finales de los años setenta, en los años en los que se emitió La Segunda Oportunidad, siempre será recordada la imagen de aquel Jaguar estrellándose contra una roca en medio de la carretera, y aquella entradilla con una voz el off recordándonos que “el hombre es el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra”.

Sin duda, qué bueno sería contar en ocasiones con una segunda oportunidad. Qué bueno sería si las generaciones venideras recogiéramos el testigo de Paco Costas e hiciéramos un poquito más por concienciar a los conductores de la importancia de la seguridad vial.

Sin más, mostrar nuestro cariño a su nieto, y nuestro colega, Javier, y a toda la familia de Paco Costas.

Lee a continuación: Obliga a los pasajeros de las plazas traseras a que se pongan el cinturón: se juegan su vida y la tuya

Ver todos los comentarios 1
  • Rubencio

    Descanse en paz.
    He sido seguidor de Paco Costas desde “La segunda oportunidad”, gracias Paco.