CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Curiosidades

5 MIN

01 Concept, esto es todo lo que se siente al conducir un coche del Dakar

Elena Sanz Bartolomé | 29 Mar 2022
01 Concept Astara Team  07
01 Concept Astara Team  07

El Dakar me cautiva por su inmensidad, por su dificultad, por cómo pone a prueba a sus participantes y los lleva al límite en escenarios tan agrestes… Recuerdo que me aficioné a él en mis tiernos tiempos de becaria cuando Manu Franco me contaba historias de sus aventuras cubriéndolo. Muchos años después he tenido la oportunidad de subirme a uno de los vehículos que han participado en la última edición y tenía que contároslo: esto es todo lo que se siente al conducir un coche del Dakar.

El Astara Team nos cita en una finca de Villacastín (Segovia) y mientras dibujo las curvas del Puerto de los Leones entre lluvia y niebla me pregunto si será un copilotaje o un pilotaje. Si es lo segundo será la primera vez en mi vida que me ponga a los mandos de un vehículo de competición… más allá de los karts, del car cross o de algún evento en el que me subieron a una CBR1000 con Tito Rabat y a un Renault RS01 con Carlos Sainz. ¿Seré capaz? No las tengo todas conmigo, la verdad.

12
FOTOS

¿Es la primera vez que te subes a un coche de competición?

Las condiciones que ha dibujado la lluvia en el circuito no son las mejores para el 01 Concept del Astara Team, un buggy 4x2 que parte del Century CR6: hay barro, grandes charcos, profundas roderas… nada que ver con la arena del desierto. No tarda en llegar mi turno en el que, efectivamente, pilotaré con Diego Vallejo como copiloto: “¿Es la primera vez que te subes a un coche de competición? “Sí” “No te preocupes: el circuito es seguro y vas a estar sola así que no te pongas nerviosa”. Tarde.

Recibo instrucciones de los mecánicos de SMC Motorsport, de los miembros del Astara Team y de Diego mientras me subo al 01 Concept. En el pequeño habitáculo tengo la sensación de estar dentro de una nave de Star Wars: ¿cuántos botones hay en el panel? ¿Cómo pueden acertar con el correcto mientras coronan dunas y más dunas? Arrancamos, meto marcha atrás para salir y dirigirme al circuito: “Lo normal es que se te cale”, me dice Diego. Dicho y hecho. Y no sólo eso, el coche ha hecho un extraño y ha dejado de funcionar: “Empezamos bien”, pienso.

¡Qué divertido es el barro!

Los mecánicos se ponen manos a la obra para volver a poner el coche a punto: por cierto, es la unidad que protagonizó el accidente del Dakar así que alguna filtración vamos a tener. De nuevo listos, arrancamos, entramos al circuito y me doy cuenta de que mi visibilidad es prácticamente frontal: apenas me llega información por los laterales más allá de lo que percibo por el rabillo del ojo.

En la primera vuelta damos el gas justo para conocer el trazado, pero no tardo en notar el empuje de la tracción trasera o en ver cómo funciona el reparto de pesos. El barro hace que el 01 Concept pierda algo de tracción en el eje trasero a partir del segundo giro, pero gracias a las instrucciones de Diego el coche vuelve, casi solo, a su camino. Comenzamos a atravesar roderas y charcos (¿os acordáis de que os he hablado hace un momento de que había filtraciones? Sólo os digo que mis vaqueros fueron directos a la lavadora y que si no es por Diego aún estoy buscando el botón del limpiaparabrisas), a dibujar curvas, a dar gas… y me doy cuenta de que el sistema de suspensión (doble horquilla delantera y trasera) puede con todo: el coche no se inmuta. Ayudan también los enormes neumáticos BF Goodrich.

¿Cómo aguantáis físicamente un Dakar?

“¿Damos una vuelta más?”, me pregunta Diego. “Sí, por favor”: hay que aprovechar el momento porque no todos los días tienes la oportunidad de subirte a un coche del Dakar. Hacía tiempo que no disfrutaba tanto… y eso que no pude exprimir, ni de lejos, el 01 Concept: por tiempo (no estuvimos más de diez minutos rodando) y por mis limitadas habilidades al volante de este vehículo. Antes de bajarme le pregunto a Diego: “¿Cómo aguantáis físicamente un Dakar?”. “A veces no lo sé”, me responde entre risas. Estoy en forma, hago ejercicio cada día y aguantar cuatro o cinco vueltas como si estuviera dentro de una coctelera… no ha sido fácil. Imaginad una etapa del rally más duro del mundo.

Me bajo del 01 Concept con una sonrisa de oreja a oreja y me despido de ese coche lleno de divertido barro que pesa 1.590 en vacío (es el más ligero de su categoría) gracias al chasis tubular, a la fibra de carbono a la mecánica que han empleado: un V8 de 7.0 litros (380 CV de potencia y 720 Nm de par motor) de origen Chevrolet y ligado a un cambio secuencial de seis velocidades al que sí me costó un poco adaptarme.

Conducir este coche es más fácil de lo que esperaba: otra cosa es pilotarlo al límite. Y es que lo más complicado fue, sin duda, entrar  y salir de su estrecho habitáculo porque se necesitan, como mínimo, las habilidades de un miembro del Circo del Sol que, evidentemente, no tengo.

Impulsado por e-Fuel

Una de las particularidades del 01 Concept del Astara Team es que está impulsado por combustible sintético. ¿Noté alguna diferencia por el e-Fuel? Lo cierto es que no aunque sí existen: el consumo aumenta en un 6% y a nivel técnico pierde, más o menos, un 10% de potencia que compensa ofreciendo más par motor. Esta apuesta ha convertido a la escuadra de Óscar Fuertes en la más sostenible del Dakar 2022: no en vano, es la formación con menor huella de carbono de la historia del rally con unas emisiones totales de 16,18 toneladas (incluyendo traslados, actividad del equipo y competición).

12
FOTOS