CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Tecnología

4 MIN

Superar todos los límites de velocidad para viajar al espacio ya es posible... si tienes una cuenta estratosférica

Elena Sanz Bartolomé | 12 Jul 2021
Space Perspective 01
Space Perspective 01

Las competiciones entre multimillonarios se sitúan a otro nivel. Algunos de ellos están inmensos en una carrera por ser los primeros en viajar al espacio como civiles. Una competición que hoy tiene un nombre propio. Richard Branson, fundador de Virgin Galactic, lo ha logrado en su propia nave, el VSS Unity, adelantando a Jeff Bezos o Elon Musk. Lo cierto es que no hace falta tener miles de millones para vivir esta experiencia… aunque sí unos cuantos miles de euros: superar todos los límites de velocidad para viajar a la estratosfera ya es posible.

Richard Branson ha conseguido algo que hasta ahora sólo había estado al alcance de los astronautas: llegar a las puertas del espacio y experimentar la ingravidez utilizando, eso sí, un avión de su propiedad. De un tiempo a esta parte se ha comenzado a hablar de un nuevo concepto: turismo espacial. Abandonar la Tierra ya no es cosa de profesionales y llegará un momento en el que, incluso, estará al alcance de una parte de la población. Por ahora, sólo unos pocos afortunados pueden permitirse vivir esta experiencia.

4
FOTOS
VER TODASVER TODAS

Contemplar nuestro planeta desde el espacio es algo que muchos hemos hecho a través de ficciones que han tratado el tema. Algo que Space Perspective, una empresa estadounidense, ha hecho realidad con un globo espacial gigante que ya ha completado con éxito su primer vuelo no tripulado. Bien es cierto que no alcanzan el espacio exterior, pero sí dan la oportunidad de viajar hasta la estratosfera. Se trata de una de las capas de la atmósfera cuya altura es variable: se puede extender hasta los cincuenta kilómetros aproximadamente.

El Spaceship Neptune

Space Perspective ya ha puesto a la venta los pasajes del Spaceship Neptune, el globo espacial que han construido empleando tecnología de vuelo desarrollada por la NASA. El viaje despegará desde Cabo Cañaveral: más concretamente, el viaje arrancará en el Space Coast Air and Spaceport ubicado junto al Centro Espacial Kennedy y amerizará en el Golfo de México, donde un barco trasladará a los pasajeros a tierra firme.

El viaje tiene una duración de seis horas distribuidas de la siguiente manera. Las dos primeras horas son las necesarias para que el Spaceship Neptune despegue: este globo espacial ascenderá suavemente elevado por un globo de polietileno cuyo diámetro es de cien metros, aproximadamente la longitud de un campo de fútbol. Las dos horas siguientes servirán para que los pasajeros contemplen la Tierra desde la estratosfera antes de invertir el mismo tiempo en regresar.

La cápsula está presurizada, tiene cinco metros de diámetro y cuenta con todo tipo de lujos. A los asientos reclinables colocados frente a los enormes ventanales hay que sumar un bar donde, por ejemplo, servirán champagne, un baño (donde dicen que están las mejores vistas), wifi para compartir el trayecto y un sistema de climatización que mantiene la temperatura interior a 20 grados.

A 30 kilómetros de la Tierra

A pesar de tratarse de un vuelo comercial, habrá un piloto a bordo que dirigirá este globo espacial hasta alcanzar los 30 kilómetros de altura. Será entonces cuando los ocho ocupantes podrán contemplar, al mismo tiempo, la oscuridad del espacio y la curvatura de la Tierra iluminada por el Sol.

Lo cierto es que suena mucho mejor que cualquiera de mis planes estivales, pero para subir a bordo del Spaceship Neptune tendría que esperar cuatro años: aunque los primeros vuelos están previstos para 2024, Space Perspective ya ha vendido todos los billetes y ha tenido que abrir el cupo para 2025. Y aunque podría armarme de paciencia, también necesitaría un abultado bolsillo en el que cupieran los 100.000 euros que cuesta superar todos los límites de velocidad para viajar a la estratosfera.

Fuente: Space Perspective