¿Sabes cuáles son las sillitas infantiles para tu coche más seguras? ¿Y las menos?

José Luis Gómez  | 
Sillitas Infantiles Mas Seguras 03

Desde hace casi veinte años, organizaciones de consumidores y clubes automovilistas europeos, entre ellos el RACE, analizan anualmente los diferentes Sistemas de Retención infantil (SRI), más conocidos como sillitas infantiles, elaborando un informe donde señalas cuáles de ellos son los mejor parados, y cuáles deberías evitas. Hace tan solo unas semanas se ha presentado el informe correspondiente a 2020, donde 2 de las 28 sillitas analizadas suspenden.

¿Qué parámetros son evaluados en estas pruebas?

Para la elaboración de estos informes se tienen en cuenta varios parámetros, como los más evidentes que son la seguridad y comportamiento de la sillita, sometiéndola a crash tests y analizando las lesiones sufridas por los dummys empleados, pero también se valoran otros aspectos que se pueden pasar por alto, como la facilidad a la hora de instalarla o cuán cómoda es. Así pues, estos son los cuatro puntos fundamentales que son evaluados:

Seguridad: este es uno de los aspectos más importantes, sino el que más, garantizar una máxima protección frente a impactos, ya sean frontales o laterales. Según el RACE, las pruebas que se llevaron a cabo simulaban unas condiciones de impacto más desfavorables que las recogidas por ley, de hecho, la prueba de impacto lateral no es obligatoria en los SRI con homologación R44/04, y también se realizó.

Facilidad de uso: otro aspecto clave radica en la facilidad de instalación y uso de la sillita, ya que tanto si la sillita no se encuentra perfectamante sujeta, al igual que el niño o niña, no será eficaz el SRI. Así pues, es muy importante que sea intuitiva, sin que de pie a errores, para garantizar que trabaja adecuadamente.

Ergonomía y comodidad: por un lado, la sillita debe adaptarse perfectamente a la fisionomía de su ocupante, tanto en altura como en corpulencia, y por otro lado, debe proporcionar la suficiente comodidad para que su usuario pueda viajar adecuadamente.

Otras legislaciones: al igual que sucede, por ejemplo, con los juguetes para los niños pequeños, estas sillas deben cumplir una serie de normativas, como no tener elementos pequeños que sean fácilmente manipulables e ingeridos por el niño, no presentar formas relativamente punzantes o que las sustancias de sus tejidos sean adecuadas para el contacto de su piel.

De 28 sillitas analizadas, tan solo una alcanza la máxima puntuación

En primer lugar, conviene aclarar que, al igual que sucede con las pruebas de choque de EuroNCAP, los estándares bajo los que se analizan los diferentes SRI van evolucionando y siendo cada vez más exigentes. Por tanto, no se puede comparar los resultados de una silla del 2020 con los obtenidos en otra, por ejemplo, en el 2014.

En este año 2020 se han analizado 28 sillitas, de las cuales 2 han suspendido y solo una ha alcanzado la máxima puntuación (5 estrellas), honor que recae en la Silver Cross Dream + Dream i-Size Base, a la que le siguen 18 modelos más con 4 estrellas. Así pues, más del 60 % de las sillas evaluadas cuentas con 5 o 4 estrellas, motivo por el cual el RACE alaba el buen hacer de los fabricantes, ya que conseguir esas calificaciones significa que mejoran considerablemente los estándares mínimos exigibles por ley.

Como contrapunto tenemos a esas dos sillitas suspensas, la Tex Baby Eris i-Size y la Babyauto Buddy i-Size: la primera de ellas no superó el impacto frontal a consecuencias de su hebilla, y la segunda contiene TDCP pirorretardante en cantidades que exceden los límites establecidos en la Directiva 2014/79/UE, una sustancia que en grandes cantidades puede ser tóxica.

A continuación puedes consultar un cuadro-resumen para los diferentes SRI analizados:

Leyenda de los resultados:
•'++' equivale a una nota de cinco estrellas
•'+' equivale a una nota de cuatro estrellas
•'O' equivale a una nota de tres estrellas
•'Θ' equivale a una nota de dos estrellas
•'–' equivale a una nota de una estrella

Desde el RACE dan algunos consejos para la compra de un SRI

Igualmente, desde el RACE hacen hincapié en ciertos aspectos a la hora de adquirir un SRI. El primero de ellos es tener presente que los homologados como semiuniversales no son compatibles con todos los modelos de coches, por lo que se recomienda consultar la lista que adjunto con los modelos que sí es compatible. Igualmente, es aconsejable antes de comprar la sillita llevar el coche hasta la tienda y verificar que queda instalada de manera estable y firme. Por otro lado, no olvides que aunque el sistema ISOFIX es muy habitual, no fue obligatorio su uso en coches nuevos hasta el 2014.

Otro aspecto clave es utilizar un SRI adecuado en función del peso y estatura del menor, y no empezar a usar uno superior antes de tiempo, puesto que los diseñados para niños de mayor edad ofrecen menos protección que los diseñados para lo más pequeños, especialmente en el caso de los portabebés.

Fuente: RACE

Lee a continuación: Norauto y la DGT publican una guía con la normativa sobre el uso de los patinetes eléctricos en las principales ciudades españolas

Ver todos los comentarios 0