Dos soluciones con las que aparcar el coche será coser y cantar en un futuro próximo (CES 2018)

 |  @davidvillarreal  | 

Hay pocas situaciones más molestas que buscar aparcamiento y no encontrarlo. Los aparcamientos son el bien más escaso del centro de muchas ciudades, probablemente porque el número de coches en circulación haya alcanzado su máximo antes del colapso. Mientras tanto, muchos fabricantes se afanan por encontrar soluciones que nos faciliten el trabajo, nos ayuden a encontrar una plaza, o incluso conseguir que nuestro coche se aparque automáticamente. Bosch nos propone estas dos soluciones con las que aparcar el coche será coser y cantar. Soluciones que se podrían comenzar a implantar muy pronto, en un futuro próximo.

El primer problema que nos encontramos es el de encontrar aparcamiento. Bosch anuncia que asistirá al CES 2018 de Las Vegas, que se celebra a comienzos de enero, y que es uno de los eventos de tecnología más importantes del año, con un sistema que propone un mapa de aparcamientos colaborativo. La idea pasa por aprovechar las posibilidades del coche conectado, y sistemas de sensores cada vez más comunes, relativamente sencillos, y económicos, para que los coches vayan identificando plazas de aparcamiento según circulan por las calles de una ciudad. Al transmitir esa información a la nube, a un sistema centralizado, se puede crear un mapa de espacios de aparcamiento libres que nos facilite encontrar una plaza de aparcamiento, o disuadirnos de ir en coche a cierta zona de la ciudad si sabemos que todos los aparcamientos están repletos de coches.

Pero eso es solo el principio.

El coche conectado contribuirá a facilitar la tarea de encontrar aparcamiento, evitarnos atascos,
o incluso disuadirnos de coger nuestro coche si la zona a la que queremos ir está muy congestionada por el tráfico

La segunda solución que propone Bosch es un sistema de aparcacoches automático. Probablemente sea una de las funciones del coche autónomo completo que estén más próximas al cliente final. Entre otras cosas, porque sería más sencilla de implementar en entornos controlados, como un parking, y ser independiente de condicionamientos legales, por ejemplo en recintos privados. Bosch propondría un sistema con el que el conductor podrá bajarse del coche en la puerta de su casa o un restaurante, ordenar a su coche que se aparque, y que este le avise del lugar en el que ha quedado perfectamente aparcado.

Lee a continuación: Según Reuters, Bosch también está siendo investigada por el asunto Volkswagen

  • Antonio Luis Ramirez Navarro

    ¿cual es la ciudad de la imagen de cabecera?