CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Stellantis

3 MIN

Stellantis se pone al día: cuatro plataformas nuevas y hasta 800 kilómetros de autonomía

Elena Sanz Bartolomé | 9 Jul 2021
Stellantis 01
Stellantis 01

La apuesta del Grupo Stellantis por los coches eléctricos es tan férrea como real. De la mano de Carlos Tavares, su CEO, hemos conocido la estrategia integral para lograr sus objetivos más sostenibles. Hasta 2025, planea invertir 30.000 millones de euros en electrificación y desarrollo de software para dar forma a una hoja de ruta que incluye nuevas plataformas, la construcción de hasta cinco fábricas de baterías y un ambicioso objetivo de equiparar el precio de estos vehículos a los de combustión.

Y por ahí es, precisamente, por donde comenzamos. Una de las metas de Stellantis es que, en 2026, el coste total de tener en propiedad un coche eléctrico sea equivalente al de los modelos de combustión interna. Para ello, cada una de las catorce firmas del grupo se ha comprometido a ofrecer las mejores soluciones electrificadas que haya a su alcance. Un buen ejemplo de ello es Opel, que en 2028 se convertirá en una marca pura y completamente eléctrica.

Cuatro nuevas plataformas

Equilibrar la balanza no es tarea fácil, pero Stellantis ha mostrado los instrumentos con los que emprende este viaje. Una de las grandes novedades es la llegada de cuatro nuevas plataformas que serán la columna vertebral de sus vehículos electrificados. Están diseñadas con un alto nivel de flexibilidad para cambiar tanto su largo como su ancho y para, además, ofrecer la posibilidad de compartir componentes. Con ello, cada una de estas bases podrá soportar una producción de hasta dos millones de unidades por año.

Las cuatro plataformas serán las siguientes:

  • Small: con una autonomía de hasta 500 kilómetros
  • Medium: con una autonomía de hasta 700 kilómetros
  • Large: con una autonomía de hasta 800 kilómetros
  • Frame: con un alcance de hasta 800 kilómetros

Estas plataformas contarán con tres módulos de accionamiento eléctrico (eDM) compactos, flexibles y se pueden escalar fácilmente. Además, se pueden configurar para contar con tracción delantera, trasera y total.

Las baterías del Grupo Stellantis

Stellantis cuenta, asimismo, con una estrategia de abastecimiento de baterías que pasa por asegurar una capacidad de más de 130 GWh en 2025 y de más de 260 GWh en 2030. Tanto estas como los componentes específicos para sus coches eléctricos se fabricarán en las cinco gigafábricas que el grupo tendrá repartidas por Europa y Estados Unidos: de momento, a las de Alemania y Francia se unirá otra más en Termoli (Italia). Y para abastecerlas ha firmado una serie de contratos que garantizan un suministro sostenible de litio.

Estas baterías emplearán dos productos químicos para 2024: una opción de alta densidad de energía y una alternativa sin níquel cobalto. En 2026 quieren introducir las de estado sólido. Unas y otras se adaptarán a todo tipo de modelos: desde los urbanos más pequeños hasta paquetes de alta densidad energética para vehículos de alto rendimiento o camiones.

Y, por último, Stellantis tiene planeado que sus baterías soporten una carga rápida de 32 kilómetros por minuto. A esto hay que añadir que apoyará el desarrollo de redes de carga rápida en toda Europa gracias a un acuerdo firmado entre Free2Move eSolutions y Engie EPS. Un modelo de negocio que pretenden replicar en el mercado norteamericano.