ESPACIOS
Cerrar CERRAR
Actualidad

3 MIN

No es una broma, el último lanzamiento de Tesla es una cerveza (y no es el producto más raro de una marca de coches)

Aunque parezca una broma, y este artículo se haya publicado precisamente el día del April Fools, el equivalente de los anglosajones al Día de los Santos Inocentes, que nosotros celebramos el 28 de diciembre, no lo es.

Tesla anunciaba estos días el lanzamiento de una cerveza, denominada Tesla GigaBier/strong>. Su mayor atractivo, en principio, sería el de una botella de diseño futurista, que trata de emular las formas y las aristas del Tesla Cybertruck, y una funda brillante sin costuras con una marca de agua que brilla en la oscuridad con el emblema Giga.

Tesla no proporciona demasiados detalles al respecto del proceso de elaboración de esta cerveza, ni tampoco de las unidades que se producirán, puesto que sí menciona que se trata de una producción limitada. Se elabora en Berlín con lo que denominan como Ciberlúpulo – y por supuesto agua, cebada malteada y levadura – y le han conferido un toque cítrico de bergamota y fruta dulce, consiguiendo una graduación del 5%.

Tesla ha anunciado una cerveza de edición limitada, producida en Berlín y al precio de 89€ tres tercios

Tesla Cerveza 2

Si el hecho de que Tesla lance una cerveza ya parece sorprendente, e incluso una broma, su precio impresiona aún más. La GigaBier está disponible desde la página web de Tesla y España está entre los países en los que se distribuirá.

La cerveza de Tesla se vende únicamente en un pack de tres tercios con un precio de nada más y nada menos que 89€. Con este precio, se refuerza la idea de su condición de objeto de coleccionista. Y es que estamos convencidos de que por muchísimo menos se podrán adquirir cervezas que necesariamente deberían ser mejores, recurriendo a cualquier artesana de nuestra ciudad o nuestra región.

De cervezas, a salchichas

Como curiosidad, el hecho de que un fabricante de coches comercialice una bebida o un alimento no es para nada inédito. Si nos atenemos al volumen de unidades producidas, podría decirse que Volkswagen es antes un fabricante de salchichas, que un fabricante de coches. Desde que comenzasen a producirse en 1973, Volkswagen ha producido más salchichas – de la variedad currywurst, por cierto – que coches. Por si no fuera poco, las salchichas de Volkswagen cuentan incluso con su número de componente, en su lista oficial de accesorios, el número 199 398 500 A.

Dame tu opinión sobre este artículo

Ni fu, ni fa
Me ha gustado
¡Muy bueno!

David Villarreal

David Villarreal desempeña la Dirección del Equipo Editorial de Diariomotor.

Cargando...