CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Toyota

3 MIN

El nuevo Toyota Prius tiene la solución para dejar de ser el coche preferido por los ladrones de catalizadores

Elena Sanz Bartolomé | 23 Dic 2022
Toyota Prius Phev 2023 07
Toyota Prius Phev 2023 07

Si hay un valioso objeto de deseo para los ladrones de coches, ese es el catalizador. Este componente contiene un panel de cerámica impregnado con un recubrimiento de paladio, rodio y platino: metales preciosos que buscan los ladrones. Para intentar evitar que sus clientes vivan esa amarga situación, Toyota ha encontrado una barata fórmula.

La ubicación accesible del catalizador y esa composición de metales preciosos son un binomio muy importante para los delincuentes. Si tienen un mínimo conocimiento de mecánica, tardarán unos minutos en desmontarlo e, incluso, pueden contar con herramientas específicas para ello. No obstante, lo habitual es que corten el escape por la zona más próxima al catalizador o que, directamente, lo arranquen tirando con una cadena.

Objetivo: el Toyota Prius

El robo de convertidores catalíticos es una epidemia que no entiende de fronteras, pero hay países en los que se ha convertido en un problema especialmente grave: Estados Unidos es el mejor ejemplo de ello. Un estudio de la National Insurance Crime Bureau de EEUU (la Oficina Nacional de Delitos contra el Seguro de EEUU) ha desvelado que este tipo de delito ha crecido un 325% entre 2019 y 2020.

Por diferentes razones, los modelos de marcas japonesas suelen ser los objetivos más frecuentes. El Toyota Prius es, además, uno de los preferidos por los ladrones. ¿La razón? Cuenta con más metales preciosos que la mayoría de los vehículos. En el mercado de posventa, hay protectores para evitar tales robos. Sin embargo, Toyota ya lo ofrece para aquellos clientes que vayan a comprar el nuevo Toyota Prius.

En el equipamiento opcional

Cat Shield es un escudo fabricado por MillerCAT, que forma parte del equipamiento opcional del coche híbrido japonés. Está hecho de aluminio de grado 5052 (que se utiliza en los barcos) y de acero inoxidable 304: promete una excelente resistencia y resistencia a la corrosión. También incluyen un kit de tornillos a prueba de manipulaciones para disuadir a los posibles ladrones.

Este protector para el catalizador del Toyota Prius cuesta 140 dólares (131,54 euros) más el coste de su instalación. Los concesionarios de Toyota también ofrecen este servicio, pero teniendo en cuenta que no necesita perforación, es algo que cada cliente puede hacer por su cuenta si así lo desea. No en vano, viene con una guía de instalación e instrucciones detalladas. MillerCAT tiene, también, protecciones para otros modelos de Toyota y Lexus.

La presencia de este escudo no es garantía de que el catalizador esté a salvo de los ladrones, pero puede tener un efecto disuasorio porque el objetivo ya no es tan sencillo. Si lo consigue, habrá cumplido su misión y habrá aportado tranquilidad económica a los dueños del nuevo Toyota Prius: en Estados Unidos, esa pieza cuesta más de 1.000 euros… sin instalación.