Vídeo: cómo se frena con el pie izquierdo y por qué, en ocasiones, sí es una buena idea

 |  @davidvillarreal  | 

Si jamás has utilizado el pie izquierdo para frenar será mejor que no intentes hacerlo. Y si lo haces, que sea alejado del tráfico, en condiciones controladas y a muy baja velocidad. Si alguna vez lo intentaste te habrás dado cuenta del gran problema que nos plantea frenar con el pie izquierdo. Los que hemos aprendido a conducir con un cambio manual acostumbramos a utilizar nuestro pie izquierdo para desembragar, para pisar un pedal con un recorrido muy diferente al del pedal del freno y con una acción muy diferente a la que habitualmente empleamos para frenar. Con lo cual, nuestra primera experiencia frenando con el pie izquierdo puede traducirse en clavar los frenos y, con suerte, no estampar nuestra cabeza contra el volante. ¿Pero por qué en muchos vídeos de conducción deportiva y competición el piloto en ocasiones frena con el pie izquierdo?

Para cualquier conductor que no sea experimentado y esté acostumbrado a practicar esta técnica, intentar pisar el pedal del freno con el pie izquierdo es una acción realmente peligrosa

El peligro de que un conductor poco avezado clave los frenos al intentar pisar el pedal con el pie izquierdo se extiende, también, al momento en que un conductor novato con cualquier otro coche que no sea uno con cambio manual se enfrenta a la conducción de un coche automático. Mi consejo, en estos casos, suele ser apretar ligeramente el pie izquierdo sobre el reposapiés izquierdo y tratar de concentrarse en el cambio del pie derecho del acelerador al freno al llegar a una intersección, un Ceda el Paso, o un Stop, que son puntos especialmente problemáticos.

En condiciones normales debemos utilizar el pie derecho para acelerar y frenar, independientemente de que el coche sea automático o manual. Pero en condiciones en las que prima nuestra rapidez y agilidad, pronto nos encontraremos con un problema, en el proceso de cambiar nuestro pie derecho del pedal del acelerador al freno estamos perdiendo tiempo.

Tener un mayor control de la presión sobre el acelerador y el freno en el momento oportuno, para dominar las transferencias de masas, son la principal utilidad de frenar con el pie izquierdo

Esa es una de las razones, más esenciales, por las cuales a menudo se emplea la frenada con el pie izquierdo en competición y en conducción deportiva. Pero eso no es todo.

En el vídeo que ilustra esta entrada, de una escuela de conducción, el objeto de frenar con el pie izquierdo va más allá de reducir el tiempo que perderemos al pasar nuestro pie derecho del pedal del acelerador al freno. Y como veremos tiene consecuencias en la velocidad con la que un piloto puede afrontar un tramo. En condiciones deportivas, y especialmente en un terreno tan complejo como un tramo de nieve, no solo es importante el control absoluto del freno y el acelerador, tener una gran precisión y tocar los pedales en el momento oportuno. También es sumamente importante la transferencia de masas. Resumiéndolo muy rápida y superficialmente, el movimiento que hace que el frontal de tu coche se hunda ligeramente cuando tocas el freno y que en ciertas condiciones – especialmente con un terreno deslizante y a gran velocidad – ayuda a estabilizar o desestabilizar tu coche para deslizar o para facilitar que este se introduzca y vaya redondeando la curva. Es ahí donde esta técnica tiene mayor sentido.

Pero de nuevo estamos ante una técnica que, como otras muy populares en conducción deportiva, como el punta tacón, solo deberían emplearse por gente experimentada y en condiciones normales no deberían emplearse a diario en carreteras públicas.

Vía: Jalopnik
En Diariomotor:

  • Volvo

    Este tio es un puñetero crack para poder conducir así con esa nieve tan compacta….

  • Issam

    Es muy difícil, ya lo intente unas veces y fue horrible (frenadas en seco) porque con el pie izquierdo está acostumbrado a pisar el embrague con cierta fuerza, y no conseguía la misma frenada suave que hace el pie derecho acostumbrado al acelerador (y no lo digo por tener un coche a gasolina)

    • Leonmafioso

      mi padre conducía siempre con ambos pies, usando el pie izquierdo sobre el freno y con el derecho sobre el acelerador en carros hidromáticos y en sincrónicos usando el derecho con el acelerador y freno e izquierdo con el clutch. Por eso fue que se le dañó la rodilla izquierda mas que la derecha.

  • 4×4 de corazon

    Yo manejo autos std pero se me quedo la costumbre de seguir usando los 2 pies cuando manejo automatico es normal o sera que ya me a costumbre

  • Pal pelo

    Yo hice el año pasado un curso de un dia de conducción deportiva en tierra y lo primero que nos enseñaron fue a utilizar el pie izquierdo, de hecho lo utilizamos todo el curso, sobre todo se utiliza en los tracción delantera y tracción total para cruzarlos y colocarlos en la curva, el freno de mano no hace ni falta tocarlo, es brutal cuando le pillas el truco, haces con el coche lo que quieres y redondeas la curva que da gusto.

  • ♠♣ David Rodríguez♦♥

    La vez que probé a frenar con el pie izquierdo… menos mal que eran las 4 de la mañana y no había tráfico porque lo frené en seco ^^