Advertisement

Carrocería alta, bastidor de turismo, sensación de espacio interior y líneas agresivas. La fórmula para cocinar un éxito de ventas en los últimos años parece clara, hacer un SUV, pero sin embargo hicieron falta muchos fallos hasta que el Qashqai estableció la receta en 2007. Desde los años 90 muchos coches han nacido con varios de los ingredientes de un suculento crossover, pero en vez de llegar a estrella Michelín se han quedado en un "AARG" de El Comidista. En pleno éxito de los SUV os propongo un vistazo a algunos de esos que, con los ingredientes del éxito delante, fallaron en la receta.

Continuar leyendo »