Indudablemente, Internet es una de las herramientas más poderosas que se tienen hoy en día. Inabarcable y prácticamente infinito, todo el mundo tiene cabida en él: gente haciendo el idiota en vídeo que consigue millones de reproducciones, gente haciendo cosas interesantes y consigue algunas menos, el acceso a la información es más fácil y diverso que nunca y la colaboración y el cooperativismo entre personas se puede hacer también más fácil que nunca antes. Es el caso del crowdfunding, la forma de financiación en la que personas donan dinero desinteresadamente a un proyecto, una idea o una iniciativa que les guste y consideren que lo merecen. Iniciativas que pueden ser de cualquier índole y tan dispares como emprender un viaje de ayuda humanitaria, poder pagar las tasas de acceso a la universidad o fabricar un coche eléctrico solar asequible.

Continuar leyendo »